sábado, 11 de enero de 2014

Historia de la Espeleología siglo XX, primera parte

En el siglo XX se produce una verdadera revolución en las exploraciones de cavidades en todos los rincones del país. Se forman numerosos grupos de espeleólogos que divulgan sus exploraciones y a finales de este siglo nace el Club Abismo.
Se explora sobre todo en cavidades de roca caliza, pero también en cuevas de sal, de yesos, con hielo, sumergidas en agua, los tubos volcánicos, etc.
Se consiguen topografiar sistemas con más de 100 Km de longitud y cavidades de más de 1.000 m de profundidad.
Se estudian las cavidades en sus diversas disciplinas, geología, biología, arqueología, etc. Otras, ayudan a completar los conocimientos, la topografía, la fotografía, el buceo, la espeleología deportiva…
Se organizan congresos, jornadas, encuentros y aniversarios espeleológicos, que van en aumento a medida que nos vamos acercando al final del siglo XX.

LA ESPELEOLOGÍA EN ESPAÑA

1901
NUEVO VIAJE DE MARTEL
Martel, el año 1901, reemprende sus exploraciones en Baleares. Publica los resultados en un monográfico de Spelunca.
De vuelta, también pasa por Catalunya, donde efectúa una visita al Forat Micó, importante cavidad excavada en sal.

PIE Speluca, 32 - 1903
Topografía realizada por E. A. Martel en 1896. Archivo C. D. y  Museo de la Espeleología

1904
LUCIEN BRIET (Francia, 1860 - 1921)
Briet, directivo de la Sociedad de Espeleología de Francia, entre los años 1902 y 1911, recorre y explora barrancos y cavernas en el Pirineo oscense.
Autor de una extensa obra divulgativa de esa región, repartida en diversas publicaciones, principalmente cuatro monografías en Spelunca.



EMIL G. RACOVITZA (Rumania, 1868 - 1947)
En la Cueva del Drac (Baleares) recolecta un nuevo crustáceo isópodo, Typhlocirolana moraguesi (1904).
Este descubrimiento resulta decisivo para que emprendiera la creación de la bioespeleología moderna, fundando la institución Bioespéologica (1905) en el mismo año que inicia sus campañas de recolección en cavernas españolas. A las que siguieron otras, acompañado por René Jeannel (1879-1965).



1906
HENRI BREUIL (Francia 1877-1961)
Desde principios del siglo XX recorre las cavidades de la cornisa cantábrica, publicando su primera monografía en 1906. A partir de ese año recorre las cavernas de interés prehistórico de prácticamente toda la península. Junto con Obermaier, Alcalde del Río, Sierra, principalmente, describieron y divulgaron importantes y numerosas estaciones de arte rupestre (Altamira y Pasiega en Cantabria, Pileta en Málaga, etc.).
Publicó los calcos de las pinturas y las descripciones en magníficas monografías y en diversas obras generales.



1908
JESÚS CARBALLO (1873-1961)
En este mismo año, en Santander el arqueólogo, prehistoriador, crea la Sección de Espeleología de la Real Sociedad Española de Historia Natural, primera entidad que con el nombre de espeleología se constituye en España.
Destacan, principalmente, sus estudios sobre el arte rupestre de la zona cantábrica y de los resultados de sus excavaciones arqueológicas. Autor de diferentes ediciones de divulgación de las cuevas de Altamira y otras cavidades de Cantábria.

Edición de 1923. Archivo: C. D. y Museo de la Espeleología
Edición de 1923. Archivo: C. D. y Museo de la Espeleología
  
PRIMER CONGRESO DE NATURALISTAS ESPAÑOLES

Bol. Museo Andaluz Espel., 11, pp. 7-16. Granada






En Zaragoza, los naturalistas españoles celebran su primer congreso. En sus actas se reflejan dos ponencias, curiosamente, una sobre espeleología deportiva, presentada por el Club Muntanyenc, y la otra de J. Carballo, con el título, La Espeleología, ciencia nueva en España.
La llegada de esas ponencias a la comunidad científica, sin duda, dinamiza el uso de la nueva ciencia. Así prehistoriadores, geólogos, biólogos, etc. utilizan la palabra espeleología al largo de los estudios que efectúan de las cavernas y de su entorno.








MARIÀ FAURA I SANS (1883-1941)
Geólogo, discípulo de Font, está considerado como el continuador de su obra espeleológica. Faura con otros compañeros del Club Muntanyenc de Barcelona durante los años 1907 y 1908 forman un equipo que efectúan nuevas exploraciones, como a las de los avencs d'Ancosa, Beumala, Pouetons de les Agulles, Costa Dreta, etc.

Faura inicia el descenso de L’Avenc de L’Esquerrà el 12 de julio de 1908
Foto: J.M. Có de Triola.
Faura en el Avenc de Castellsapera
1913

Faura prosigue su actividad espeleológica con regularidad hasta el año 1913, explorando los importantes avencs de l'Arcada y de l'Esquerrà, etc.
El año 1924 participa en el equipo de Amat en el descenso del importante avenc de la Ferla (Barcelona).

L’Avenc de L’Esquerrà (1908)
 Foto: JM Có de Triola


1909
SOTA TERRA (Bajo tierra)
Emulando el titulo que encabezaba los artículos de Martel, miembros del Club Muntanyenc de Barcelona recogen, en esta publicación monográfica, sus actividades espeleológicas realizadas en 1907 y parcialmente en 1908. El libro con un retrato autografiado y dedicado por el propio Martel, se divide en diversos artículos firmados por distintos autores. Por primera vez se publican fotografías del interior de las simas.

Archivo: C. D. y Museo de la Espeleología


RECURSOS
Historia de la Espeleología de Manuel J. González-Ríos y Francesc Miret Perez, con la colaboración de Josep Fernández Peris, Enrique Sánchez Pérez, Juan José Duran Valsero, Guillermo García González y José María Calaforra Chordi.
Las ilustraciones se han tomado de los fondos documentales del Centro de Documentación y Museo de la Espeleología (Granada y Barcelona), Instituto Geológico y Minero de España (Madrid) y Sociedad Española de Espeleología y Ciencias del Karst.

No hay comentarios:

Publicar un comentario