miércoles, 29 de agosto de 2007

Visita a La Gandara

25 de agosto de 2007.
Participantes:
Primer grupo: Carlos Heras, Nacho Hierro, , Julio García, Ana Ballesteros, Paco Toquero y Juan Carlos Tomas.
Segundo grupo: Paco Mínguez, Diana Ponce, Montse Camino, Giovanni Henao, Miguel Sanz y Paco Cuesta.
Ricardo de La Torre no puede acompañarnos pues se está curando de un esguince de tobillo. A las seis y media de la mañana el primer grupo comenzaba los preparativos para esta actividad. Sobre las nueve estaban entrando por la boca, que está muy cerca de la carretera del alto de Asón. Una hora mas tarde estaba entrando el segundo grupo.
La cavidad comienza con una rampa descendente muy pronunciada y con muchas piedras sueltas, hay que bajarla por la izquierda. Tras un corto recorrido nos encontramos con un pasamanos y a la derecha de este, un pozo que no lo bajamos.
Todo este recorrido lo hicimos por amplias galerías con algunos pasos de agua con mucho barro en el fondo. A una hora de la entrada comenzamos a pasar por amplias y largas gateras y galerías de techo bajo. En este tramo se comienzan a ver formaciones de macarrones, fósiles en las paredes y algunas estalactitas y estalagmitas.

Tras una gatera descendente llegamos al pozo de 40, llevamos 2 horas en la cavidad y coincide Nacho que es el último en bajar del primer grupo con Paco Pintor del segundo. El pozo solo tiene un fraccionamiento, pero en cada tramo hay un desviador. Tanto a la bajada como a la subida, cayeron algunas piedras. A Giovanni, le cayó una piedra dándole primero en el casco y después en la mano, por suerte no fue nada.

A dos horas y media de la entrada, nos encontramos con una impresionante sala con una cascada de agua y unas excéntricas y que debido a las corrientes de aire apuntan todas para el mismo sitio. Aquí nos juntamos los dos grupos aprovechando para comer. Como íbamos bien de tiempo se decidió ir un poco mas adelante. Recorrimos una galería amplia y con grandes bloques hasta una zona con muchas gateras casi imposibles de pasar. Este punto fue el final de nuestra visita.
Nos dimos media vuelta y a subir el pozo y arrastrarse por las gateras hasta la salida. El recorrido lo hicimos en siete horas juntándonos los dos grupos en la salida.
Carlos propuso visitar una cueva muy cercana con una supuesta pintura rupestre, unos cuantos le acompañaron mientras los demás nos cambiábamos de ropa y nos tomábamos unas cervezas que el Pichi nos había traído.
Chascarrillos y cena en Ogarrio.


Paco Cuesta

lunes, 20 de agosto de 2007

Visita a la Rubicera

Participantes: Paco Toquero, Montse Camino, Diana Ponce y Paco Cuesta
El 28 de Julio de 2007, hicimos una visita a la cueva de la Rubicera, visitando la Sala de la Teta donde pudimos fotografiar Lo Pelos. Llegamos hasta el Pozo de 31 que no lo bajamos. En el camino encontramos a un grupo dando vueltas del club Abismos de Madrid, les dimos indicaciones de por donde seguir hacia el Mortero. Pensaban que les quedaban unas 5 horas y todavía estaban cerca de la sala de La Teta. Más adelante coincidimos con otro grupo que andaban aun mas despistados que los anteriores, este grupo de Mallorca les quedaba más travesía y el grupo era muy numeroso y una espeleóloga llevaba el neopreno puesto, que locura, pues aunque la travesía tiene un par de ríos, la mayoría es seca. La actividad la comenzamos a las 9 de la mañana, nos llevo una hora aproximarnos a la boca. A las siete de la tarde estábamos de vuelta otra vez en la boca y a las ocho estábamos cambiándonos de ropa en los coches.



Paco Cuesta

sábado, 4 de agosto de 2007

MEDIO MARATÓN BOCA DEL INFIERNO Y CAÑONES 22 Julio 2007

El viernes 20 de Julio salimos desde Guadalajara a nuestro querido Pirineo, en esta ocasión nuestro destino sería la Selva de Oza espectacular hayedo en el valle de Hecho, uno de los últimos valles pirenaicos oscenses si recorres el camino de Santiago.
El objetivo descender algún barranco de la zona, correr un medio maratón de montaña y experimentar con una tienda de campaña familiar en nuestra primera salida infantil, que lamentablemente pretendía ser multitudinaria y se quedo en familiar.
Coincidimos en la salida la familia Mota al completo con sus tres integrantes femeninos Ana, María y Lucía, la familia Bourrel con Mª Eugenia y dos infantes Carmen y Miguel y por último los siempre jóvenes Javi López, Antonio Ramírez, el reaparecido Manolo Nieto y los fotógrafos y periodistas de moda en la Alcarria Salva y Aurora.
El viernes es muy fácil de resumir, horarios varios de salida, ritmos diferentes de viaje, circunstancias personales afectando a cada uno y por fin a la una de la madrugada todos juntos en la Borda Bisáltico con la emoción de plantar las tiendas. Elegimos como centro de operaciones un camping espectacular de este valle con unas instalaciones magnificas y unas vistas esplendidas.

La mañana apareció tibia, no rompía a llover pero tampoco invitaba al optimismo así que las deliberaciones hicieron imperar la prudencia y posponer uno de los objetivos de la salida como era el barranco Estribiella. Como alternativa se eligió el barranco del Hospital de Sirena, al que nos dirigimos todos juntos, barranquistas, padres y clase de colegio incluida. Los papas acompañamos hasta el acceso a nuestros barranquistas y tras despedirnos de ellos fuimos a esperarles al pueblo de Sirena dónde acababa. El barranco les llevo 3 horas al grupo y tras dar cuenta de una suculenta comida no perdieron tiempo y se dirigieron al segundo del día.

Para el domingo teníamos dos alternativas bastante interesantes de una parte el cañón de Estribiella y por otra el II Medio Maratón Boca del Infierno puntuable para el campeonato de Aragón de carreras de montaña. Esta última fue la que elegimos Manolo y yo mismo y más adelante me atreveré a confesaros el porqué.

Madrugamos para desayunar con bastante antelación, la salida era a las 9h30 y queríamos llevar algo de hidratos además de la carga de cerveza del día anterior en nuestros flácidos estómagos. Javi siempre tan dispuesto nos acerco a la salida que era en plena Selva de Oza y ahí Manolo y yo empezamos a sospechar algo raro, la gente lucía unos cuádriceps de espanto y para colmo llevaban chándal, chaquetas y complementos tales que aquello no parecía una carrera popular sino una olimpiada: Centro de Tecnificación de Carreras de Montaña decía en unas chaquetas técnicas, selección española en otra camiseta, equipo de montaña de tal, etc. etc.

La carrera fue un auténtico rompepiernas con 24km de sube y baja. Los tramos muy técnicos pues gran parte de la carrera discurre por senderos estrechos con mucha raíz y piedra. Subimos al refugio de Gabardito por unos preciosos hayedos y bajamos como locos por la línea de máxima pendiente del bosque hasta la calzada romana que te lleva de nuevo al bosque y que supone el tramo final de la carrera.. Aunque nuestra idea era correr juntos para preparar un reto del que luego os daré detalles las carreras son algo diferente y es muy difícil acomodarte al ritmo de otro así que desde el km 4 Manolo corrió por delante de mí llegando en 2h55 y unos minutos después lo hice yo con 3h03.

Mientras tanto y tras dejarnos en la salida Javi regreso para juntarse con Antonio, Salva y Aurora para hacer el cañón del Estribiella pues aunque la mañana apareció con nubes y claros según fue avanzando el día las nubes dieron paso a un espléndido sol. Mientras tanto la tercera parte del grupo se dedicó a recoger junto con los lechones el campamento para emprender la marcha rápidamente.

Valentín García Mota

MEDIO MARATÓN PEÑALARA 29 Julio 2007

Apenas una semana después Manolo y yo de nuevo nos encontramos en la mañana del domingo a las 7h00 para acercarnos hasta La Granja en Segovia dónde a las 9h30 se la la salida al Medio Maratón de Montaña de Peñalara, una carrera simple, sales del centro del pueblo tocas el mojón de Peñalara bebes un vaso de agua y te bajas, los buenos los hacen todo a toda hostia hasta el beber agua, el resto lo hacemos al tran tran.
Empezamos puntuales tras guardar un minuto de silencio por la muerte de una pareja de montañeros y desde le primer momento y aunque la salida es neutralizada por la Guardia Civil hasta sacarnos del pueblo se corre a toda leche. Al abandonar el asfalto nos hacen coger la tapia de los jardines de la Granja que comienza a picar bastante, luego subimos tres grandes rampas con algún descanso intermedio hasta llegar a la meseta que da pie al canchal que sube a la cima. El tramo final hasta la cima de Peñalara es un auténtico canchal que se sube en ocasiones a cuatro patas y que curiosamente es también la ruta de bajada, esta carrera la hecho en otra ocasión y aquella vez nos bajaron por la ladera de Cotos.

La gente se ha quejado mucho de lo peligroso de la bajada pero es que se olvidan que esto son carreras de montaña que para llano y ausencia de piedras tenemos el parque de San Roque, bueno lo cierto es que hubo algún golpe bastante fuerte pero en fin. Sobre esta carrera no tenemos fotos salvo estas que he cogido de la web del fotógrafo oficial
En esta carrera de nuevo corrimos por separado, desde el asfalto llevamos diferentes ritmos y yo acabé en 2h51 y Manolo en 2h56.
Valentín García Mota

PROXIMOS RETOS

Bueno os confesaremos porque en la salida de cañones elegimos las zapatillas frente al neopreno y porque Manolo y yo a estas alturas del verano y de nuestras vidas estamos corriendo por estos montes de Dios. Nos hemos propuesto este 1 de Septiembre completar una travesía Pirenaica llamada Carros de Foc http://www.carrosdefoc.com/ y que transcurre por el parque de Aigües Tortes y Lago San Mauricio son unos cuantos kilómetros y unos cuantos metros de desnivel que hay que completar en su modalidad sky runner en menos de 24 horas en semi-autosuficiencia. Este reto de andarines esta abierto a todos aquellos que os animéis y recuerdo como en el 1999 para preparar la travesía de Cueto-Coventosa tuvimos la genial idea como preparación aeróbica de hacer los 100 km en 24 horas. De aquel grupo de espeleólogos que meses después completaríamos la travesía sólo el fornido Manolo Nieto la acabo llegando hasta el estadio de la Peineta, el resto caímos como chinches antes o después. En esta ocasión espero que seamos un equipo triunfador como lo fuimos aquel mes de Julio de 1999.
Valentín García Mota