domingo, 22 de noviembre de 2015

L’AVENC AMPLE – PEGO (25/10/2015)

Desayunar en la terraza mirando al mar a finales de octubre es una imagen idílica. Qué mejor forma de coger fuerzas tras el merecido descanso nocturno para afrontar un segundo reto espeleológico en el levante español. Lástima que estuviera… ejem… diluviando ligeramente y que tan solo pretendiéramos visitar una sima de unos 30 metros de diámetro sin resguardo alguno frente a la lluvia.

Mañanita de lluvia en Gandía 
En fin, que entre lo poco clara que se avecinaba nuestra empresa y que… para qué negarlo, nos gusta tomarnos con calma el café, acabamos dejando el apartamento a eso de las 11:30. De camino, parada obligada a comprar pan y unos dulces de coco en Oliva. Viendo que la lluvia no era ya tan pesada decidimos encaminarnos a la boca de l’Avenc Ample en la Vall d’Ebo, en el municipio de Pego. Unas cuantas curvas y un paisaje de lapiaz impresionante nos conducen a esta amplia cavidad cuyo nombre en valencià le hace justicia.

miércoles, 18 de noviembre de 2015

Cueva de La Autopista (Gandia 24/10/15)



De la Autopista !….. Con este nombre y 11 km de topografía, la verdad que uno se espera grandes galerías, grandes avenidas y grandes carteles en todos sus desvíos…
Resultó parecer más bien, un barrio de la judería de alguna ciudad antigua donde sus callejuelas y estrechos callejones despistan a cualquier nuevo visitante.
Se trata de una cavidad con un gran entramado laberíntico de gateras, meandros, rampas y bueno también algunas galerías, una divertida cueva de desarrollo donde se pone a prueba el buen sentido de la orientación.
Llevaba ya  mucho tiempo nuestro compañero Arturo de Valencia, intentando convocar una visita a esta hermosa cavidad. Al final logramos reunirnos en Camporrobles para cenar el Viernes, Arturo, Montse, Irene y yo, que aunque me encontraba en periodo de recuperación de una lesión en la rodilla, ya tenía mono de cueva, por lo que me animé a probar sin forzar demasiado, ya que es una cavidad donde no es necesario equipo de verticales y podría parar en algún cruce si me notara con molestias. Buena degustación nos preparó nuestro amigo Arturo a mesa puesta, que nos dieron las tantas de la madrugada antes de la aventura…
El Sábado madrugamos para ir hasta el Real de Gandía y cierto es, que pagamos peaje poco antes de llegar a la cueva. Allí aparcamos en una urbanización junto a la Autopista que dio lugar a la aparición hace unos años, de esta nueva cavidad valenciana.