miércoles, 26 de febrero de 2014

SIMA DIANA

Visita a la sima DIANA, 11 de enero de 2014

Teníamos mucha curiosidad por conocer esta sima que, sin ser muy grande, ofrece el interés de conectar espacios amplios por pasadizos horizontales y pozos.

Compañeros habían intentado visitarla previamente, sin éxito por problemas con la instalación, por lo que consultamos sobre el asunto a los colegas del Club Viana, que conocen muy bien la cavidad, y a los que hemos de agradecer su amable ayuda proporcionándonos valiosa información y consejo.
Toño bajando el P-26
Marta, Toño y yo salimos de Guadalajara antes de las 9 de la mañana rumbo a Villanueva de Alcorón. Tomamos rumbo a Cuenca, haciendo una parada en Sacedón para comprar pan. En Alcocer nos desviamos ya rumbo a Peralveche y luego Villanueva, donde llegamos hacia las 10.30 h, y por fortuna no había montería.

domingo, 16 de febrero de 2014

Fondo en Francia

5 de febrero de 2014
Este año hemos elegido Francia como destino para pasar unos días esquiando por los pirineos. Como la propuesta a los abismeros, de que días tenían para escaparse no prosperó, Nacho y yo decidimos ponerle fecha por si alguien más se apuntaba.
Como solo éramos dos y no coincidan los días con el fin de semana, nos fuimos sin reserva del lugar donde dormir. Decidimos ir algo más cerca que otros años, pasando a Francia por Huesca y paramos a dormir en Arreau, a una hora más o menos de la Estación de Nistos.

domingo, 9 de febrero de 2014

Espeleólogos de Pasoslargos retenidos en la Sima Saragato en Italia.

Ni en los peores de mi sueños, podría haber imaginado la jornada que nos sorprendió en la Sima de Saragato, situada en los Alpes Apuanos en la Toscana italiana, un temblor de tierra y sus réplicas que perduraron 4 días.
Así comienza el relato que se puede leer entero en la página del EspeleoclubPasoslargos de Ronda, Malaga.
Por suerte no paso nada y todo quedó en un susto. Los espeleólogos esperaron un tiempo prudencial para salir sin sufrir ningún contratiempo aunque con la incertidumbre de cómo habrían quedado las instalaciones, que por suerte estaban en perfecto estado.
Foto recogida del Diario Sur
Esperemos que a los abismeros no nos toque pasar por una experiencia así y como dicen en su crónica, la solidez de las cuevas en un terremoto es enorme y el principal peligro son las caídas de piedras o desprendimientos de los techos, los grandes pozos actúan a modo de caja de resonancia y magnifican el sonido, los meandros de techo solido pueden ser algo más seguros.