domingo, 15 de diciembre de 2019

Sima del Cacao


8 de diciembre de 2019
Aprovechando que me encontraba asistiendo a las XXXIII Jornadas Científicas de la SedecK en la Sierra de Grazalema, me uní al grupo de AEV (Asociación Espeleológica Velezana, de Almería) que iban a intentar hacer en su tercer intento la sima del Cacao, que por unas u otras causas no pudieron visitar en dos anteriores ocasiones. También nos acompañaba Javi del grupo Al Límite de Málaga.
Esta sima está situada en el municipio de Villaluenga del Rosario, en la Sierra del Caillo, Cádiz.


Una vez en el pueblo nos encontramos con un numeroso grupo de espeleólogos del grupo Iliberis de Granada, con lo que no nos quedó más remedio que ponernos de acuerdo para hacer juntos esta cavidad. Como ellos estaban a punto de empezar a subir hacia la sima y con prácticamente todo el material colocado en las sacas, les ayudamos a llevar algunas de ellas hasta la boca de entrada. Nosotros no tuvimos que poner nada de material. 
Hay que subir una fuerte pendiente, donde a más o menos la mitad del camino y ya superado un collado te encuentras con un pequeño lapiaz. Nos íbamos turnando las sacas de instalación, pues el nivel de inclinación es elevado. Más o menos se tarda una hora en subir hasta la boca de entrada, que está relativamente cerca del Cao, que se encuentra a 1.397 m de altitud.

La instalación la realizaron los del grupo granadino. Por cierto, mencionar que fue una buena instalación. 

Después de que todos entraran, comenzamos a entrar nosotros al pozo de 80 m de profundidad, aunque a unos 50 metros aproximadamente se hace un péndulo y se deja de lado este gran pozo. La verticalidad del pozo es lo que más llama la atención en cuanto te asomas a él. Tiene algunas coladas a lo largo del pozo, con lo que hace aún más bonita esta espectacular bajada. Este pozo de entrada es el más largo en profundidad de la provincia de Cádiz.

Una vez superado el péndulo y ya fuera del tubo de entrada, hay que seguir bajando por cuerda en largos resaltes, unos más verticales que otros, hasta llegar a la mayor sala de la provincia de Cádiz, Sala GIEX y que se encuentra a una profundidad de unos 130 m, aunque la cavidad tiene un desarrollo de -140 m.

Es una sima con premio gordo al final de su recorrido, pues tiene una espectacular colada de 22 m de altura. Esta grandiosa sala está balizada para no pisar los pequeños gours y pisolitas que contiene.

Nos hicimos la foto de grupo de rigor, por un lado los granadinos y por otro nuestro pequeño grupo y nos dispusimos a empezar la subida. Una vez que llegamos al pozo de salida, pudimos observarlo desde esa otra preceptiva a cuando lo bajas. La verdad es que es de una belleza sorprendente.

El pozo de entrada se puede instalar de tirón hasta la ventana, pero por suerte, lo instalaron con un montón de fraccionamientos y esto facilito el tiempo de subida y a pesar del gran numero de espeleólogos, la subida fue rápida y sin largas esperas hasta que te dan el “libreee”. Aún era de día y desde la ventana que da acceso al pozo se podía ver la luz del exterior.

Tuvimos suerte con luz de día de la cueva, pues la bajada hasta el pueblo, no me la quiero imaginar de noche. Con las cervecitas de turno con el resto de participantes y el intercambio de los correos para mandarnos las fotos unos a otros, dimos por concluida esta actividad.

Una sima que aconsejo visitar, si es que alguien cae, por lo que será en breve el Parque Nacional de Grazalema en estas tierras andaluzas.

Paco Cuesta

1 comentario:

  1. Con la barba pareces ya un lobo de mal
    Que buena pinta esa cacao!!

    Saludos
    Toño

    ResponderEliminar