sábado, 4 de agosto de 2007

MEDIO MARATÓN BOCA DEL INFIERNO Y CAÑONES 22 Julio 2007

El viernes 20 de Julio salimos desde Guadalajara a nuestro querido Pirineo, en esta ocasión nuestro destino sería la Selva de Oza espectacular hayedo en el valle de Hecho, uno de los últimos valles pirenaicos oscenses si recorres el camino de Santiago.
El objetivo descender algún barranco de la zona, correr un medio maratón de montaña y experimentar con una tienda de campaña familiar en nuestra primera salida infantil, que lamentablemente pretendía ser multitudinaria y se quedo en familiar.
Coincidimos en la salida la familia Mota al completo con sus tres integrantes femeninos Ana, María y Lucía, la familia Bourrel con Mª Eugenia y dos infantes Carmen y Miguel y por último los siempre jóvenes Javi López, Antonio Ramírez, el reaparecido Manolo Nieto y los fotógrafos y periodistas de moda en la Alcarria Salva y Aurora.
El viernes es muy fácil de resumir, horarios varios de salida, ritmos diferentes de viaje, circunstancias personales afectando a cada uno y por fin a la una de la madrugada todos juntos en la Borda Bisáltico con la emoción de plantar las tiendas. Elegimos como centro de operaciones un camping espectacular de este valle con unas instalaciones magnificas y unas vistas esplendidas.

La mañana apareció tibia, no rompía a llover pero tampoco invitaba al optimismo así que las deliberaciones hicieron imperar la prudencia y posponer uno de los objetivos de la salida como era el barranco Estribiella. Como alternativa se eligió el barranco del Hospital de Sirena, al que nos dirigimos todos juntos, barranquistas, padres y clase de colegio incluida. Los papas acompañamos hasta el acceso a nuestros barranquistas y tras despedirnos de ellos fuimos a esperarles al pueblo de Sirena dónde acababa. El barranco les llevo 3 horas al grupo y tras dar cuenta de una suculenta comida no perdieron tiempo y se dirigieron al segundo del día.

Para el domingo teníamos dos alternativas bastante interesantes de una parte el cañón de Estribiella y por otra el II Medio Maratón Boca del Infierno puntuable para el campeonato de Aragón de carreras de montaña. Esta última fue la que elegimos Manolo y yo mismo y más adelante me atreveré a confesaros el porqué.

Madrugamos para desayunar con bastante antelación, la salida era a las 9h30 y queríamos llevar algo de hidratos además de la carga de cerveza del día anterior en nuestros flácidos estómagos. Javi siempre tan dispuesto nos acerco a la salida que era en plena Selva de Oza y ahí Manolo y yo empezamos a sospechar algo raro, la gente lucía unos cuádriceps de espanto y para colmo llevaban chándal, chaquetas y complementos tales que aquello no parecía una carrera popular sino una olimpiada: Centro de Tecnificación de Carreras de Montaña decía en unas chaquetas técnicas, selección española en otra camiseta, equipo de montaña de tal, etc. etc.

La carrera fue un auténtico rompepiernas con 24km de sube y baja. Los tramos muy técnicos pues gran parte de la carrera discurre por senderos estrechos con mucha raíz y piedra. Subimos al refugio de Gabardito por unos preciosos hayedos y bajamos como locos por la línea de máxima pendiente del bosque hasta la calzada romana que te lleva de nuevo al bosque y que supone el tramo final de la carrera.. Aunque nuestra idea era correr juntos para preparar un reto del que luego os daré detalles las carreras son algo diferente y es muy difícil acomodarte al ritmo de otro así que desde el km 4 Manolo corrió por delante de mí llegando en 2h55 y unos minutos después lo hice yo con 3h03.

Mientras tanto y tras dejarnos en la salida Javi regreso para juntarse con Antonio, Salva y Aurora para hacer el cañón del Estribiella pues aunque la mañana apareció con nubes y claros según fue avanzando el día las nubes dieron paso a un espléndido sol. Mientras tanto la tercera parte del grupo se dedicó a recoger junto con los lechones el campamento para emprender la marcha rápidamente.

Valentín García Mota

No hay comentarios:

Publicar un comentario