viernes, 26 de febrero de 2010

Montañas de Fuego

En vista del éxito conseguido en los prestamos de la biblioteca del club, donde el libro más solicitado el último año ha sido Montañas de Fuego de Luis Jordá, he querido hacer aún más publicidad de esta obra, que como dice su autor, no pretende ser un tratado de vulcanología, ni tampoco una guía de excursionismo ordinaria.
Esta guía nos describe 21 rutas por varios volcanes de España, Islandia, Italia… Comienza con una breve descripción de lo que son los volcanes. Nos habla del magma, de las capas de la tierra, de las partes de un volcán, los tipos diferentes de volcanes y sus riesgos…, pero sobre todo lo hace en un idioma entendible y ameno para los profanos en esta ciencia. Nos ofrece unos consejos prácticos antes de partir a hacer alguna de las rutas que nos propone.
Voy a citar un relato contenido en una de las rutas que nos propone Luis Jordá y así quizás consiga que este año 2010 siga siendo uno de los libros más leídos por los socios de Abismo:
En el momento de llegar al mirador me sorprende la primera explosión… El espectáculo es sobrecogedor: la polvareda asciende a más de 50 m., las piedras pómez vuelan alrededor y me alcanza una ligera onda expansiva. A lo largo de esta cresta hay varios refugios vivac con muro de protección… Yo me he parapetado en el que parece mejor, con un hueco para hacer fuego. Preparo mi trípode para hacer fotos y aguardo varias horas la caída del sol…
Llevo ya un buen rato observando el volcán y compruebo que se produce una explosión cada 15 minutos, y la distancia que alcanzan los proyectiles no es muy grande. Deseo ver la actividad más cerca, así que, caída la noche, subo a observar las erupciones. Me topo con los sensores geofísicos y aparatos de los vulcanólogos justo antes de coronar la cima. Estoy en una plataforma natural elevada, frente a la boca en erupción. El espectáculo es indescriptible, supera lo que había imaginado: lo que desde el mirador no eran más que humaredas, son chorros de lava que alcanzan los 10 m. de altura… Pongo el trípode, orientándome con mi linterna y los destellos de las explosiones, cambio el objetivo: zoom, luego gran angular, disparo una y otra vez y vuelvo a cambiar. El espectáculo es tal que aturde: se ven las cuatro bocas eruptivas. Dos de ellas están activas: una cada 5 o 15 minutos y la otra cada 20 o 30, que es la que se ve rebosar, y las restantes son como fogones de ¡la cocina del infierno!
… Las luces del pueblo quedan lejos, ladera abajo, y Sicilia iluminada parece contemplarme. No quiero regresar, pero debo tomar un ferry o permanecer cuatro días más en Estrómboli. Decido volver, a la luz de mi frontal el camino no es tan evidente, y sigo aturdido por la increíble visión, el volcán resplandece a mi espalda.
Con esta guía, el autor ha conseguido acercarme un poco al apasionante mundo de los volcanes y enseñarme como se debe ascender en algunos casos a estas grandes montañas.
Para los socios de Abismo lo tenéis disponible en la biblioteca del club y para los interesados en adquirirlo, os dejo las referencias: MONTAÑAS DE FUEGO, Rutas y paseos por los volcanes de Europa, Luis Jordá Bordehore, ediciones Desnivel.
Paco Cuesta.

1 comentario:

  1. hola chicos!! soy Rebeca (la hija de Santi) y quería avisaros de que me he hecho un blog, para un concurso, y me he hecho seguidora del club así que voy a estar por aquí viendo todo lo que publicáis jeje
    * todavía espero esas actividades para jovenes ehhh ;)

    ResponderEliminar