viernes, 3 de junio de 2016

Simas en los cursos IV de Perfeccionamiento y XV de Iniciación

28 y 29 de mayo de 2016
Bosque de Valsalobre, Cuenca

El viernes 27 por la tarde noche, Jesús, Sergio, Toño y Alfonso de Espeleo Minas instalaron la Z-6, hasta el primer pasamanos y las dos vías de la Juan Herranz I.


Este año, hemos tenido un poco de jaleo, debido a que dos grupos de Madrid también hacían cursos de iniciación en estas mismas cavidades. Además había otro gran grupo de Zaragoza visitándolas. Todo un reto organizativo para Jesús, que como director de curso resolvió este panorama a las mil maravillas.


El sábado 28 vimos todo un campamento al llegar a la zona de las simas, una gran lona y una funda de tienda a modo de oficina que habían montado los instaladores. Sabíamos que la lluvia iba a hacer acto de presencia durante los dos días que iban a durar estas prácticas en cavidades. Esto dio problemas, pues apareció un jefe de los Forestales y mando quitar la funda de tienda y tomó los datos de todos los vehículos y de Jesús, comentándole que estaba completamente prohibida la acampada y colocación de tiendas de campaña.
Una vez todo el mundo con los equipos puestos, comenzaron a organizarse los grupos para la visita de las simas.

A las 11 de la mañana empezaban a entran en la Sima Juan Herranz I el primer grupo, formado por Canfran, Alfonso, Isra y Jorge como monitores y las cursillistas Rebeca, Carmen, Marta y Silvia.

Montada con doble vía hasta el pasamanos que da acceso a la parte horizontal y que tras un pequeño recorrido se llega a la Sala del Lago.

En este punto, Canfran les hizo apagar las luces y cuando todos estaban preparados encendieron sus frontales para contemplar a continuación el gours y sus formaciones. Unas cuantas fotos y a subir de nuevo.

A la una y media de la tarde ya estaban todos fuera.

El grupo de la Sima Alfa-2 estaba compuesto por Javi, Sergio y Paco en la labor de monitores y los cursillistas Nacho, Estela y Pablo.

Sergio que sigue con sus prácticas del Curso de Perfeccionamiento, fue el encargado de la instalación de esta sima. Le supervisaba Javi, corrigiendo lo que le parecía mejorable de la instalación y sobre todo pensando en los cursillistas que después bajarían por esas cuerdas.

Poco a poco fuimos entrando todos. Un pozo de entrada de unos 20 metros, da acceso  a un pequeño meandro, estrecho y lleno de palos que el agua ha arrastrado hasta este lugar. 

El barro hace acto de presencia. Más adelante se suceden un par de pozos, el tercero no lo bajamos pues habría que mejorar la instalación. Es una sima pequeña con lo que yo no pude bajar el último pozo, pues los demás ya estaban como piojos en costura.

Las fotos de rigor y para arriba. Alas 15:00 ya estábamos todos arriba.

El grupo de la Z-6 estaba compuesto por Toño, Miguel, Arturo que fueron los guías para Jesús Parrilla, Oscar y Luis.

La cavidad solo estaba instalada hasta el primer pasamanos, con lo que entre Toño y Miguel bajaron los primeros para ir instalando el resto de pasamanos y pozos hasta llegar a la base de esta sima.

Como es un grupo de cursillistas que resuelven bien los diferentes fraccionamientos, prácticamente iban bajando solos, el grupo lo cerraba Arturo. En la base del último pozo, hicieron un simulacro de beberse la botella de cava (que hasta allí la habían bajado) y que llevaba la etiqueta del 25 Aniversario de Abismo.

Todos para arriba y a las 15:00 ya estaban en el campamento.








Ya que todos los grupos estaban fuera aprovechamos para comer. Lo mejor fue esa paellita  recién hecha que algunos privilegiados pudimos degustar, gracias a la mujer de Oscar que hizo las veces de cocinera.
Algunos incluso se echaron la siesta después de la comida.

El grupo de la Alfa-2 partió para la sima a las 16:30 y estaba compuesto por Isra, Jorge y Miguel como monitores y Rebeca, Marta, Silvia y Carmen como cursillistas.

La lluvia les empapó en la espera de entrada a la sima, uno a uno fueron entrando y llegaron hasta la última cuerda instalada, no sé cómo se apañaron para estar todos dentro en el último tramo, supongo que se turnarían.

La salida de la cavidad de este grupo fue sobre las 20:00 horas.

A las 18:00 horas, otro grupo entraría en la Sima Juan Herranz I, compuesto por los cursillistas que por la mañana habían bajado la Alfa-2 más Belén que se reincorporaba después de haber estado trabajando por la mañana, Irene que acababa de llegar también del curro, junto a Javi, Jesús y Toño que serían los encargados de esta segunda visita a esta sima.

Por las dos vías se les veía bajar y desaparecer en las profundidades. A este grupo se les unió el otro grupo que habían intentado hacer la Juan Herranz II, pero que los del numeroso grupo de Katiuskas les impidieron poder visitar esta cavidad pues coincidieron que estaban subiendo por el pozo de 32, quedándose durante más de una hora en un recoveco.


Visitaron como el grupo de la mañana la Sala del Lago y de vuelta al pozo de salida. A las 22:00 todos fuera.


Como Belén no podía estar con nosotros al día siguiente por trabajo, se decidió entregarle el diploma.
La lluvia estuvo presente durante casi todo el día, así que decidimos ir a dormir a un refugio que está a unos diez km pero que tiene una gran capacidad y dos salas, una con chimenea. Aquí también coincidimos con los de Katiuskas. Cenita, chascarrillos, algún que otro licor y a dormir.

El domingo 29 a las 10 de la mañana ya estábamos preparados para volver a entrar a las cavidades, esta vez también había que desinstalar. Los del grupo del Katiuskas tenían que hacerlo en la Juan Herranz I quitando nuestras cuerdas y nosotros las suyas de la Juan Herranz II.

El grupo que esta vez sí podría visitar la Juana II estaba compuesto por Sergio y Toño que serían los encargados de la desinstalación, Jesús e Irene como apoyo al grupo y los cursillistas Oscar, Luis, Jesús Parrilla y Estela.

Esta vez sin demora, fueron entrando de uno en uno, y por suerte, el pozo de 32 estaba montado en doble, con lo que la cosa fue ágil tanto a la bajada como a la subida.

Bajaron todos los pozos y resaltes hasta llegar a la gatera, donde algunos se estrenaban por primera vez en estos divertidos pasos.

Pasando por el meandro que da continuidad a la cavidad, llegaron hasta la base del pozo del lago, donde hace años Abismo exploró escalando hasta una altura de unos 50 metros. Fotos de rigor donde antaño colocamos nuestra cocina en esas exploraciones y sin perder más tiempo, para arriba esos más de 100 metros que superaron sin dificultad.

A las 15:30 estaban saliendo los desinstaladores, eso sí con cara de cansancio.


A las diez de la mañana comenzaron a bajar a la Z-6 Canfran y Jorge, para dirigirse rápidamente hasta el último pozo para ir desinstalando, mientras Javi y Miguel llevaban a los cursillistas Pablo, Nacho, Silvia, Marta, Carmen y Rebeca. Lo que estaba claro es que alguno solo bajaría el primer pozo, pues en cuanto fuesen subiendo los desinstaladores, la orden era que todos para arriba.

Los primeros en bajar llegaron hasta el pasamanos, pero el resto solo bajaron uno o dos pozos, pero suficiente para dejarles con las ganas de volver en el futuro y llegar a la base del último pozo.

La Sima Alfa-2 la desinstalaron entre Arturo y Alfonso.

Todos a comer esta vez un poco desperdigados y sin la paella como día anterior.

ENTREGA DE DIPLOMAS
                     










A las cuatro de la tarde se hizo entrega de los diplomas. Jesús el director del curso hizo los honores de entrega, nombrando uno a uno y felicitándolos por los progresos obtenidos en estos cursos y deseándoles que esta experiencia les anime a seguir practicando espeleología en el futuro.


También Toño entregó diplomas a los del III Curso de Perfeccionamiento que teníamos pendiente desde hace dos años.

Dimos por concluido el curso, eso sí, quedando el martes 31 de mayo para limpiar el material, que no es poco, que hemos usado en este XV Curso de Iniciación y IV de Perfeccionamiento.


Ahora solo nos queda llevar a los que ya han dejado de ser cursillistas para entrar en la categoría de espeleólogos, a las cavidades de Cantabria este verano.


Paco Cuesta