miércoles, 19 de diciembre de 2007

Travesía Sopladoras – Cueva del Agua

7 de diciembre de 2007. Juan Carlos Tomas, Anabel Ballesteros, Miguel Sanz, Julio García, Carlos Heras, Montse Camino y Paco Cuesta. A las 7 de la Mañana dimos comienzo a esta travesía desde el albergue de Coventosa. Subimos casi todo el camino con los frontales, con algo de lluvia que nos dejó totalmente calados. La aproximación a Sopladoras es una senda al principio y después monte a través por una cuesta con un considerable desnivel. Se cruza el rio primero a la derecha para ya cerca de las bocas de entrada volverlo a cruzarlo. A las nueve de la mañana, un pequeño resalte nos dio acceso a una de las tres bocas de Sopladoras. Continuamos por una galería de amplias dimensiones hasta una zona de bloques y al final de esta llegamos a La Unión. A partir de aquí nos encontramos con el agua, que nos acompañó en muchos de los tramos de esta travesía. Un pasamanos en lamentables condiciones, nos dio paso a una marmita a la que le siguen otras cuantas que hay que pasarlas con algo de dificultad. Después de algunos destrepes, continuamos por una galería mas amplia, con barro y que se va convirtiendo en meandro y se hace mas pequeña. Por un destrepe subimos a un nivel superior y continuamos cerca del techo llegando a una galería donde volvimos a encontrarnos con el rio que lo bajamos por un escarpe de unos 4 metros. Continuamos por amplias galerías, aunque no es fácil de encontrarlas. Por el rio lleno de cantos rodados, tenemos que continuar por unos amplios conductos que son difíciles de seguir.
Mas adelante nos encontramos con los Meandros, una galería de mucha altura y en la que avanzamos rápidamente por un suelo arenoso y con gravillas. Esto nos dio paso a El Bulevar que es una galería prácticamente recta y de medio kilometro aproximadamente. Mas adelante se nos estrechó, dando lugar a los rápidos y al final de estos nos encontramos con El Paso del Agua, donde tenemos que meternos con agua hasta la cintura, hay que decir que este paso puede ser muy peligroso en caso de crecida. Mas adelante llegamos a la gran sala de la entrada, que al final de esta y tras una trepada entre bloques llegamos a la salida por la Cueva del Agua a la una del medio día.
Lo mas difícil de esta travesía nos lo encontramos al salir, pues estaba lloviendo y la cuesta que tuvimos que bajar campo a través y con la hierba mojada fue toda una odisea. Muy, muy peligrosa, un simple resbalón y podías caer muchos metros.
La duración de la travesía, contando la aproximación fue de 7 horas, un tiempo muy bueno contando que fuimos 7 espeleólogos y algunos solo llevan unos 6 meses en este mundo de las cavidades.
Mas fotos en el álbum de Abismo