viernes, 10 de abril de 2009

XX Jornadas de la SEDECK

Del 3 al 5 abril de 2009, Paco Cuesta y Nacho Hierro hemos estado en Lekunberri, Navarra, donde la Sociedad Española de Espeleología y Ciencias del Karst ha organizado la XX edición de sus Jornadas Científicas. Con un programa monográfico sobre la Sierra de Aralar, macizo de media montaña entre Guipúzcoa y Navarra y de naturaleza sobre todo calcárea, dando lugar a un paisaje kárstico con lapiaces, valles ciegos, dolinas y multitud de simas de hasta 584 metros de profundidad.


Al principio de las jornadas  se rindió homenaje al pamplonés Carlos Acaz Biesa,  fallecido en noviembre de 2008. Como espeleólogo, además de técnico en la sección de geología y geotecnia del gobierno de Navarra, fue  un gran divulgador de la espeleología  y gran conocedor del entorno subterráneo de la cueva de Mendukilo.  Se presentó una exposición de fotos suyas de cuevas de la zona: Lantz, Lezegalde y Mendukilo.

Mª Isabel Millán, de la Universidad Politécnica Vasca, explicó el contexto geológico de la sierra de Aralar y en particular de la Cueva de Mendukilo (en Astitz), actualmente turística y centro de estudios científicos de diferentes disciplinas.
El Grupo Espelológico Satorrak (GES), de Pamplona, repasó la historia de las exploraciones en el Aralar navarro.

Juan Tomás Alcalde, biólogo, habló de la población de murciélagos en Aralar, 16 especies encontradas hasta ahora.
José Eugenio Ortiz, de la Universidad Politécnica de Madrid, expuso el trabajo sobre el yacimiento de oso de las cavernas de la cueva de Amutxate, descubierto y protegido por el G.E.Satorrak.
De la Sociedad de Ciencias Espeleológicas Alfonso Antxía, Vladimir Otero y Jabier Les resumieron tres años de estudios microclimáticos en la cueva de Mendukilo, y Nagore Irazábal sobre la hidroquímica y microbiología de la misma.


Después de una visita guiada a la cueva de Mendukilo, Eneko Aguirre, biólogo y gerente de Cuevas de Astitz S.L. dió una charla sobre esta cueva como laboratorio subterráneo y aula de educación ambiental.


En mesa redonda (formada por el presidente de ACTE (Asociación de Cuevas Turísticas Españolas), el gerente de Cuevas de Astitz, el arqueólogo conservador de la Diputación Foral de Navarra y la presidenta de SEDECK) se destacó la importancia de saber valorar las cavidades, no solo como bien patrimonial explotable, sino por sus valores más ocultos: arqueológicos, paleogeológicos, paleoclimáticos, etc…que tanto nos sirven y servirán en el futuro para ayudarnos a comprender este planeta y a nosotros mismos.

Las jornadas se completaron con excursión al nacedero de Aitzarrateta y visita espeleológica a la sima de Lezegalde, en Iribas.

Las ponencias están publicadas en el boletín nº 7 de la SEDECK y en su web: www.sedeck.org
Nacho Hierro