miércoles, 17 de agosto de 2011

Sima del Aguila o de los Gours. Gobantes. Malaga

Bueno, me han mandado a trabajar a Antequera un mes, así que hay que organizarse a ver lo que hay por la zona! Estando a 600 Km de casa, lo chulo es conocer lo que hay por los alrededores! Que mejor karst que Antequera y aledaños, Abdalajis, Gobantes, et Torcal.... Gracias a internet y a Facebook pude contactar con espeleólogos del GES de la Sociedad Excursionista de Málaga y en especial la incombustible y gran espeleologa Loreto Wallace (que al final fue la que contacto conmigo).

El sábado 13 de agosto nos juntamos 13 espeleólogos (increible coincidencia) para recorrer la sima del Águila, también llamada de los Gours. La sima es una interesantísima cavidad karstica en yesos, situada próxima a la cabecera del embalse de Guadalhorce, en una zona de yesos, calizas y arcillas del Trias donde también se conocen varios manantiales salinos.
Foto de uno de los espectaculares Gours (Cortesía Juan Villamor). No se aprecia la escala pero caben 3 personas en el.

Cortesía Juan Villamor

La cueva es una verdadera pasada. Se trata de una sima que discurre en un contacto entre yesos blancos alabastrinos y una especie de conglomerado yesifero fromado por cantos de rocas de diversa índole. A mitad de profundidad de la sima aproximadamente, circula un río subterráneo que ha excavado un meandro largo el cual sale a la sima con una sucesión de cascadas y gours verdaderamente extraordinarios. Algunos de estos gours son del tamaño de un jacuzzi.

Esta es la topo de la cavidad, que he sacado de: http://www.forospiedrasobrepiedra.com/smf/index.php?topic=8077.0
pero me gustaría saber de quien es esta topo, para poder citarlo correctamente, gracias. si alguno tenéis una mejor, o la planta, os lo agradecería.

Nos dimos cita a las 10:00 en la venta Los Atanores de Valle de Abdalajís. Allí conocía al nutrido grupo. Del GES de la SEM vinieron: Miguel Tello, Loreto Wallace, Andrés Muñoz, Carmen Rodriguez, Juan Villamor, Dominfgo Ruizo, Henrik Yuel, Curro Lancha y Marivi Villegas; del GES de Málaga Mª Jesús Encinas, José A. Marin y Juan José Sutil, y por último del club abismo de Guadalajara Luis Jordá, el que esto narra.
Después del dar buena cuenta de un desayuno en condiciones, nos encaminamos a la cueva. Hay que dirigirse en coche (para mi de vuelta) hacia Antequera, enseguida a la izquierda veremos el cartel que indica hacia el Embalse de Guadalhorce. Seguimos una carretera culebrera llena de curvas subidas y bajadas y poco antes ( como 1 Km) de pasar por encima de las vías del AVE a nuestra derecha hay un cortijo por donde sale un camino que seguiremos un poco. Pasaremos una cancela y tomaremos un camino (solo apto para 4x4) a la izquierda tras pasar otra cancela nos lleva  a la boca de la sima. Esta se encuentra en un arroyo bajo el monte mas alto del entorno, el cerro del Águila, bastante afilado y característico.
La boca de la sima esta toda ella revestida por anillos de hormigón, al parecer trabajos de hace unos años en que se quiso "intervenir" en los manantiales salinos del entorno.
Sobre estas líneas Curro Lancha, eminente espeleólogo da unas lecciones de nudos y otras artes antes de instalar el pozo de entrada.

Tenemos dos pequeñas asas a cada lado del anillo que nos servirían para una cabecera en el centro del pozo. Con un reaseguro a un meño fuera del "tubo". Todo el pozo esta hormigonado hasta la base, unos 16 metros con peldaños de plástico de dudosa resistencia. Los usaremos solamente para colocarnos en la cuerda de descenso de forma más cómoda.
El "tubo"

La base del primer pozo de 16 metros esta totalmente hormigonada, a modo de cimentacion de los anillos redondos que hay por encima. Desde aquí se abre la cavidad y accedemos a una primera sala comn poca cosa que ver. Comienza un pasamanos y un primer pozo o mas bien resalte vertical de 7 metros, seguido de otro de 9 m, todo con continuidad. Este ultimo resalte nos lleva a una cabecera bastante rara, donde empieza un pelin extraplomado y despues por coladas y gours.
Cabecera rara del pozo de 19 metros, que nos lleva directamente a los Gours

Vista de uno de los grandes gours parándonos en el pozo a unos 5 metros del suelo. Por la izquierda de este gour continua la galería y cauce subterráneo de la galería del Tiritón.

Una de las cosas mas espectaculares de esta cueva son los gours, de caliza. estas piscinas no son digamoslo asi macizas de caliza, sino que han precipitado sobre el yeso alabastrino.

Cabecera del pozo de 32, que nos deposita en la zona más profunda de la cueva a -112 metros. Una vez hemos bajado a los gours, tenemos dos opciones, una seguir un poco hacia un enorme pozanco, muy ancho con una cascada o bien seguir el curso del agua, remontar una colada y un gours justo por donde va la cuerda que acabamos de bajar y adentrarnos en  la galería del tiritón y meandros.
Sobre estas líneas, detalle del contacto "extraño"entre una especie de conglomerado de matriz yesífera con clastos de varios tipos con los gours que tapizan el yeso blanco alabastrino.

Coladas y gours entre el pozo de 19, el siguiente de 32 y la trepada que lleva a la zona del río.

Luis y Loreto.

Bueno, agrupados ya todos en la cabecera del pozo de 32, Andrés, Juan y yo decidimos que nos apetece mojarnos y recorrer el río subterráneo. Remontamos la colada y cruzamos el primer gour, mojándonos un poco, proseguimos siempre el curso del agua y hacemos alguna que otra trepada y oposición. conviene no confundirse con una rampilla con barro a nuestra izquierda. Nosotros seguimos por donde viene el agua. Hay un paso a nuestra derecha practicamente imposible, con agua casi hasta arriba. pasamos por la izquierda, ascendemos una gatera y cuan do llegamos a unos gours secos debemos de descender hacia nuestra derecha siguiendo de nuevo el curso del agua, vamos gateando y nos encontramos con el paso más famoso de esta cueva, el primer sifón o "besatechos" ... ¿Por qué será?.
Gateamos hasta meter todo nuestro cuerpo en el agua en una especie de gour o embalsamiento. nos quitamos el casco y con una mano lo sujetamos y con la otra nos ayudamos a gatear por el agua, la verdad es que el paso parece mas agónico de lo que es (claro según como venga de agua). La parte de aire permitía no pasar la cabeza recta pero si ligeramente ladeada. El laminador es algo mas ancho por la izquierda. Al cabo de unos 10 metros llegamos a una zona con techo mucho mas alto.
Andrés, pasando el primer sifón o besatechos... Fijaos como hay que quitarse el casco y llevarlo en la mano... (Foto cortesía de Juan Villamor)

Luis tras pasar el besatechos, con agua hasta la cintura... y estamos en Málaga en agosto, asi da gusto (foto cortesía Juan Villamor)
Una vez pasado el sifón, tenemos dos opciones que van al mismo sitio, seguir por donde íbamos un poco o subir una trepada por la izquierda. Accedemos a una zona mas amplia. la galería del Tiritón.
La verdad es que el agua no impresionaba, veníamos de fuera de 40 grados y la cueva no es tan fría. lo que sucede es que al cabo de un buen rato parado si que empiezas a pasar frío, Por esta parte de la cueva no paras de moverte, subir bajar, etc. Bueno estamos en la parte más espectacular de la cueva. es una galería meandriforme en yesos. hay conglomerado, teso blanco y un yeso bandeado, la altura de la galería es notable, algunas zonas de más de 5 metros y se progresa deprisa y sin problemas, eso si muchos tramos con agua por encima de las rodillas. caminamos por zonas duras, arenosas, con agua y en otras el río hace meandros que podemos evitar por uno u otro lado. Seguimos a buen ritmo unos buenos 15 minutos hasta llegar al segundo sifón. Este tiene una pinta mucho más agónica que el primero. así que decidimos volver sobre nuestros pasos.
Una de las cosas estupendas es que por fin, tras dos meses he conseguido lavar completamente el mono exterior. que esta ahora como la patena. El interior huele un poco agrio, creo que habrá que desinfectarlo.
Llegamos de nuevo a la cabecera del P 32, y justo esta el último listo para bajar. Si que nos hemos dado prisa.
El último pozo es una pasada. Muy ancho y con una cascada que viene del río subterráneo. la cabecera esta en volado algo difícil de instalar justo desde el borde de un gour que da al vacio. Baja ligeramente n rampa por una enorme colada hasta una repisa donde hacemos dos fraccionamiento seguidos, el ultimo completamente volado y ya estamos al fondo. Según parece la sima continua algo por alli, pero es muy peligrosa por la carencia de oxígeno.
El pozo con la cascada y la colada es muy espectacular.
Foto de grupo. Empiezan todos a subir y los que estábamos mojados empezamos a sentir el frío. Desinstala Juan.
LLego a la cabecera del P 32 y alli en una espera mientras unos han ido a recorrer el río charlo con Curro Lancha, que me pone los dientes largos con aventuras y batallas por todos los confines subterráneos. Los que han ido a río vuelven al rato, se han liado y no han encontrado el besatechos. Subimos todos
Según vamos siubienod por el último pozo del tubo la temperatura va subiendo "exponencialmente".
La instalacion del rápel del pozo
Fuera hace un sol y un calor  de justicia. vamos mojados pero enseguida nos secamos.
Nos dirijimos de nuevo a Venta los Atanores a comentar la jugada, batallitas, proximos planes y demas. Con bocatas y la cerveza de rigor.

Desde estas líneas agradecer la generosidad y hospitalidad de todos los espeleólogos que compartieron conmigo este estupendo sábado
Luis Jordá