lunes, 18 de septiembre de 2017

Visita a la cueva del Becerro

Cueva del becerro (Muela de la madera)

Participantes: Ivan Gamonal, Pablo M. 

Estábamos Pablo y yo en casa tranquilamente, cuando me dice que mañana no curra, que si hacemos algo.. Yo, como no, le digo, pues cueva no? 

Además, ya tengo neopreno, jajajaja, cueva con agua... Empezamos a pensar, y ya dice Pablo, vamos a la del becerro? 

Miramos por internet, y si, tiene muy buena pinta, surgencia, que o vas en época de pocas lluvias o no ves nada, es una surgencia en la serranía de Cuenca, que recoge agua en épocas lluviosas y suelta una cantidad sorprendente de agua, de ahí su nombre, del estruendo que hace cuando va cargado hasta arriba de agua. 


Ya siendo aún así un poco tarde decidimos ponerlo en el grupo de wasap a ver si alguien se anima, aunque siendo entre semana va a ser difícil. 

Ya a la mañana siguiente nos vamos para allí. Ya teníamos la topo, y la ubicación, dos posibilidades, o aparcamos abajo del río y hay que andar un poco hasta la surgencia (camino que se debe tomar habitualmente), o vamos a un camino que pasa a unos 150 metros y ya vamos en línea recta... (Campo a través). 

Vamos que nos decidimos por lo cercano. Y así nos pasó, campo a través bajando la vaguada (barranco) para volver a subirla, pero bueno, como iba con Pablo no había problema.... Esta allí justo... Y allí justo estaba, no sé si tardamos 10 minutos en llegar, parando y todo... Jajaja 

Vamos que fuimos directos... 

La entrada, bastante bonita, ya muestra la poza que se tiene que crear en días de lluvia, nos metemos dentro y subimos un poco la rampa, para adentrarnos un poco en la cueva al fresquito y poder vestirnos cómodamente. 

Además la cueva tiene dos entradas, lo que nos vino de perlas para estar fresquitos y con luz del día... Nos ponemos los monos, botas y cascos y pá dentro. 


Es sorprendente la de agua que lleva la cueva en invierno y la poca presencia de agua que hay ahora en la entrada. 

En cuanto te empiezas a adentrar, rápidamente la cueva baja en rampa, unos buenos metros, y ya llegas a la primera evidencia de la actividad de la cueva, hay un giro a derechas, encima de una buena balsa de agua... Llevábamos los neoprenos en el macuto, pero parece que se puede solventar sin mojarse... Demasiado jajajaja, alguno siempre metemos el pié. 


primera zona inundada 

Rápidamente la cueva empieza de nuevo a subir, en una inmensa rampa de grandes dimensiones, unos 4 metros de ancho por unos 3 de alto, impresionante que se llene de agua hasta arriba, la verdad que da respeto pasar por esos sitios. 

Ya subiendo esa rampa de suelo y techo bastantes lisos, se llega a una zona en que las paredes de estrechan un poco más. 

Se pueden observar las paredes con rocas de diferentes formaciones, y un montón de mini pozas, de todos los tamaños y llenas de agua cristalina. Se sigue avanzando por un meandro más estrecho por abajo que por arriba, pero bastante cómodo y otra vez se empieza a bajar en rampa, de arena fina, como de playa, unos buenos metros y otra vez agua, como no, era de esperar, llegamos al sifón... 


primer sifón 

en sala del sifón con cuerda guia 

Leímos en internet que a veces está más vacío y se puede pasar, pero en nuestro caso no... Sifonado hasta el techo... Una sala preciosa con una piscina de agua fría, cristalina e impresionante.... Hicimos nuestras grabaciones y fotos... Y se lo dije a Pablo, qué? nos ponemos los neoprenos y bañito? Pero bueno no tenía mucho sentido la verdad, vestirse para nada, con lo que cuesta, el caso que al final nos metimos un poco con el mono, directamente, hasta la cintura sólo, pues no estaba precisamente caliente el agua... Cigarrito y a volvernos... 

algunos gours a lo largo del camino 

Ya de salida vimos una grieta a mano derecha y nos pareció corto el camino, así que para dentro unos 4-5 metros, pero rápidamente se cerraba sin dejar continuidad.... Lástima, nos fuimos saliendo, eso sí, esta vez pasando por la última poza, la más cercana a la salida por dentro. Que ya cubría hasta la cintura. 

Salida y parada de rigor fuera con luz pero antes de salir al calor insoportable del exterior... 

Una experiencia bonita y gratificante... 

Ahora nos queda volver con agua, para ver la magia de la naturaleza... Y darnos un bañito en la poza de fuera, que algún largo te puedes hacer. 

Hasta la próxima.... XD 

Iván Gamonal Hontecillas

No hay comentarios:

Publicar un comentario