lunes, 16 de abril de 2018

Algunos pequeños abrigos artificiales en Guadalajara

Documentando algunos abrigos artificiales cerca de Guadalajara (marzo de 2018)

Estamos retomando la documentación de cuevas artificiales por el entorno de la ciudad de Guadalajara. Tenemos un montón de datos, fotografías, incluso planos topográficos, de muchas de estas cuevas.


Mucho material está inédito, otras cosas se publicaron ya en la web de Abismo (véase, hay un apartado específico dedicado a cavidades artificiales).

Recientemente estuvimos dando una vuelta por los barrancos más allá de la carretera A-2, al otro lado del centro comercial, esos barrancos como son el de La Limpia, Los Mandambriles o El Zurraque... por ellos y sus filiales recordamos haber visto algunas de esas cuevas, y ahora queremos mejorar lo que se sabe de ellas.


En esta salida, más que otra cosa por pasear y refrescar el conocimiento de estos territorios, nos hemos encontrado dos pequeñas cavidades, abrigos más bien, de muy escasa entidad, pero claramente trabajados por la mano del hombre. Poco se parecen a las auténticas redes de cavidades, con numerosas bocas conectadas interiormente, que hay en las cercanías, cavidades que en ciertos casos fueron utilizadas como vivienda... pero ya las trataremos, ya.


Se sitúan en el paraje denominado La Riberica, en pequeños barrancos filiales del Arroyo de la Huerta de la Limpia por su margen izquierda. En las cercanías son conocidas bastantes cuevas, algunas de ellas ya las estamos documentando.

En este caso se trata de excavaciones realizadas bajo un nivel de conglomerados calcáreos, una banda de roca más dura que las margas subyacentes, que es donde el pico horadó creando, o ampliando, un hueco.


La hipótesis más probable en cuanto a su origen, o al menos su objeto, es que fueran excavados para su uso como almacén de aperos, quizá refugio ante las inclemencias durante los períodos de faena agrícola o ganadera.

Como es frecuente, por desgracia, repletos basura: botellas, restos de ropa, trastos... eso considerando que se sitúan relativamente lejos de áreas de paso o habitación... en fin, las cuevas parece ser que atraen la guarrería, o mejor dicho a los guarros.


Dejo estas fotos, y sirva esta breve crónica para indicar su existencia y que estamos ya trabajando de nuevo en esta línea de cavidades artificiales. Próximamente presentaremos más documentación y datos sobre estos y otras cavidades de esos territorios.

Javier Rejos

1 comentario:

  1. Ánimo con las artificiales del entorno de la ciudad de Guadalajara.
    Cosa que realmente nunca has dejado de hacer.
    Paco Cuesta

    ResponderEliminar