viernes, 8 de marzo de 2019

Prácticas en la Cierva

Con un poquito de retraso... Prácticas en La Cierva

Participantes:Toño Herreras, Jesús Parrilla y Esthela Sánchez
3 de noviembre de 2018

Lo que en principio se planteó como una salida del club acabó siendo una oportunidad estupenda para empezar a poner en práctica pequeñas nociones sobre instalación para Jesús Parrilla y para mí. 
Tenía bastantes ganas ya de poder visitar la mayor sima de desarrollo vertical de la provincia de Guadalajara, con 153 metros de profundidad. 
Quedamos prontito en el club para preparar el material, tocaba llevar bastante cuerda para 3 personas que íbamos… a alguno tocó llevar un par de sacas… 
Pasamos de largo Villanueva de Alcorón y alcanzamos el desvío de la pista que lleva hacia la sima. 
Una vez allí comemos unos bocadillos para coger fuerzas y a las 11.30 estábamos listos para empezar a instalar, Parri instalaría los dos primeros pozos, y servidora los dos últimos.
Foto de rigor en la boca de la Sima
A la sima se accede instalando una cuerda de 65 m. desde una sabina como anclaje natural y como aproximación a la boca de la cavidad, comienza Parri instalando sin prisa pero sin pausa, asegurando y repasando hasta llegar a la cabecera del p-40 (anteriormente un pequeño pasamanos para llegar a él) donde se encuentra dos parabolt, entonces nudo de ocho de doble gaza y para abajo, antes de llegar al fondo hay un fraccionamiento a 25 mts. Toño irá en el medio para ir supervisándonos e ir pudiendo preguntar según dudas que nos vayan surgiendo, ¡menudo lujazo!

Toño "Super Profe"

Llegamos a la base del pozo y seguimos avanzando, pequeña gatera entre bloques, relativamente cómodo, que conecta con el p -17, que dejamos a nuestra derecha, atravesándolo por una repisa a su izquierda con un pasamanos en fijo.
Llegamos a la cabecera del P30 desde el pasamanos anterior y tras avanzar varios metros por una galería estrecha se alcanza la cabecera, dos parabolt que instalamos con un “mickey” y para abajo. Los primeros metros se descienden atravesando una estrechez que mas o menos pasamos cómodamente, con algún que otro fraccionamiento aunque a la subida no nos lo pondrá tan fácil.
Parri pasando el meandro

Tras llegar a la base del P30, seguimos un pequeño meandro que nos conduce al P17, aquí llega mi turno, me toca instalar. Finalizando el meandro nos encontramos varios anclajes para hacer un pequeño pasamanos de acceso a la cabecera. Tras pelear un poco con un Mickey que no quería salir bien peinado y tras unos Briconsejos de Toño seguimos descendiendo. Un desviador a 5 metros de la cabecera y un fraccionamiento antes de llegar a una repisa en forma de rampa que divide el P52 en “este” y “oeste”. Bajamos por el pozo oeste (pozo recomendado).

La cabecera se encuentra a unos 2 metros a la derecha por lo que hay que realizar la instalación de un mini pasamanos previo, sigo con la cabecera y afrontamos el descenso del último pozo. Una vez llegamos todos abajo decidimos picar algo antes de afrontar la subida. Parri saca un termo con un caldito en el que tenía puestas muchas esperanzas para entrar en calor, pero el termo nos jugó una mala pasada y nos lo tomamos tibio, aun así era lo mas calentito que teníamos por lo que nos vino muy bien. 
Brindando con el caldito "templado" 
"Qué rico que estaba"

Tras recuperar fuerzas y dar buena cuenta del salchichón (que últimamente nos acompaña en todas las salidas) afrontamos la subida. Los primeros pozos los desinstalará parri y mas tarde le haré el relevo. Subimos sin problema alguno hasta la cabecera del P30, donde parece que tras pasar yo, la estrechez se encoge de repente, pues a toño y parri parece que les cuesta un poco mas ascender por la grieta ;). Continuamos subiendo y llegamos a la base del p40 pero, un momento, se oyen unas voces, guardamos silencio para ver que ocurre. “Hola!! ¿Sois de abismo? ¿estáis bien?¡nos han dado un aviso de rescate! , nos miramos extrañados hasta que parri cae en la cuenta, esa voz le sonaba. ¡¡Canfran!!, efectivamente allí estaba esperando nuestra salida, todo un puntazo su visita aunque por un momento se nos pusieran los pelos de punta…

Salimos , recogemos y vuelta a Guadalajara.

Solo podemos agradecer (Parri y yo) la ayuda desinteresada de Toño, es un placer poder contar con tu experiencia, sabiduría y tus ganas de enseñar.

Jesús Parrilla y Esthela Sánchez

1 comentario:

  1. Todavía quedan unos cuantos de Abismo que no han visitado esta sima. Animaros que además de bajar a la más profunda de Guadalajara, es una cavidad explorada por nuestro club.
    Posiblemente esta crónica haga que se animen otros abismeros.

    Paco Cuesta

    ResponderEliminar