viernes, 22 de marzo de 2019

Catando nuevos territorios: En la frontera entre Mesozoico y Cenozoico.

Bueno, bueno...
Cambio de objetivos, planeando nuevos retos.

Como ya sabéis algunos, ya no coordino la Zona de exploraciones de Abismo en el Alto Tajo, así que tengo más tiempo para dedicarme a otras cosillas.

Es un buen momento, por eso, para tirar de mi agenda personal (ese paquete  secreto de libretas que reúnen numerosos datos inéditos, simas, cuevas, lugares a recorrer, je je...), y vamos a ir mirando cosillas a ver qué nos ofrecen.

Conglomerados, pudingas, "modernas", del Cenozoico

Hay en mis libretas de notas un buen puñado de "pendientes" de completar, sea explorando, topografiando o documentando de una u otra manera, y barren un vasto territorio en Guadalajara y las provincias limítrofes... no he perdido ocasión de tomar nota de cualquier indicio, posibilidad o cavidad localizada a lo largo de más de 30 años recorriendo territorios, kilómetros y kilómetros de monte, fuera por placer o por trabajo (es que he trabajado mucho, pero mucho, en el campo, creedme).

Así que, iremos contando poco a poco lo que va saliendo de esto, aunque mucho me temo que no me va a dar tiempo a ver y publicar todo... en fin, la vida es breve y hay más cosas que hacer.

Echando un vistazo rápido, elegimos un territorio que nos atraía, unos barrancos y valles bastante boscosos, un sitio calentito y resguardado, y adelante con el plan. Así, el pasado fin de semana echamos un día en cierta parte de la provincia de Guadalajara, no diré dónde, pero sí que los terrenos son calcáreos y que se comparten, estamos a caballo, entre sedimentos terciarios y secundarios... por cierto que en los yesares miocenos tengo también un buen puñado de "pendientes", je je, y pronto iremos a zascandilear por allí, con luz.

Rocas carbonatadas, "más antiguas", Mesozoico

Por esos valles térmicos, donde la sabina negral abunda (que no la albar, que es la de las parameras y la que hay en Tamajón), estuvimos pateando y revisando los cantiles rocosos, los pequeños valles filiales del cauce principal, y bien está lo confirmado.


"Cosillas" a revisar, en Cenozoico y en Mesozoico
Pues sí, ya tenemos un puñado de entradas potenciales, digo potenciales porque no accedimos a las entradas (alguna excepción hay, y habrá topografía en el futuro, no digo más...), sólo las visualizamos y anotamos a distancia... Ya sabéis, lo mismo nos asomamos y nada, pero bueno, tan importante es documentar el "sí" como el "no", al menos el que venga detrás no pierde el tiempo.


Cerca de uno de los barrancos, un valle con río que lleva agua todavía, encontramos una masa de tobas y, en ellas, una cueva. La cavidad, como es muy frecuente, fue utilizada en el pasado para guardar el ganado, tiene un muro en la entrada del abrigo principal y abundante mantillo ya muy descompuesto... evidentemente ya no se usa para este fin, ya no hay indicios recientes de que se meta ganado allí, tampoco hay puerta ni nada. Por sus características, seguro que tiene nombre, y eso habrá que rastrearlo entre las gentes del territorio.

Esto no, esto es Cuaternario, una cueva en tobas

Conocemos muchas cuevas así, es uno de los usos tradicionales que se las ha dado a las cavidades, el usarlas como taína o paridera, como resguardo para el ganado... diré que la propia entrada de la cueva de El Tornero, hoy la más grande de Guadalajara, fue una de ellas, y que la desobstrucción de un conducto tapado con piedras en el fondo del abrigo, tapado por los propios pastores para que no se escapara o cayera ninguna res por allí, dio paso a todo su desarrollo actual...


Y que "tiene sus cosillas"... habrá topo pronto

Por cierto tengo una pendiente con características similares que habrá que ir a ver (y desobstruir en su fondo), en este caso hacia el norte de la provincia de Guadalajara, más frío el territorio, pero ya va la primavera viento en popa.

Bueno, no os cuento más por el momento. Pero ahí están, tenemos los datos precisos y una valoración previa... No tardaremos mucho en ir otra vez a echar un vistazo, esta vez con el casco y, seguramente, con los cacharros de medir, y seguro que algún plano se añadirá al catálogo provincial.

Y, bueno, que no todo es canto, piedra y cueva... ahí van unas fotos adicionales, una violeta a la que también le gusta la roca sombría...


Y "esta cosa" que cubría los troncos de los árboles, y que me recordaba a "eso" que salía en la película "Dreamcatcher"... pero no, no es un organismo extraterrestre, aunque vivo está, eso sí.
Son algas, humildes algas verdes (sí, aunque el color sea rojo), según me han dicho unas compañeras expertas estudiosas de estas y otras cosas parecidas tras tirar de la lupa y el microscopio... y a las que doy gracias una vez más por enseñarme cosas tan interesantes.

Parece ser que ciertas algas unicelulares se protegen con sustancias coloreadas (de ahí el rojo) para protegerse de la radiación durante épocas de sequía, desfavorables para ellas... no deja de sorprenderme lo que es la naturaleza.



Un saludo a todos.

F. Javier Rejos

1 comentario:

  1. ¿Son algas o bacterias como las de rio tinto?
    saludos

    Toño

    ResponderEliminar