martes, 13 de mayo de 2008

Cantabria Puente de Mayo

El pasado puente del primero de Mayo decidimos” ir de cuevas” como es de buena costumbre a Cantabria. Esta vez, el grupo de locos lo formábamos: J.Foguer, Manolo (Seguntino), Oscar, Paco Pintor, Paco Toquero y yo (Miguel).
Jueves 1 de Mayo

Por la mañana, no muy temprano, comenzamos la búsqueda la entada principal de la Cueva de la Vallina. Guiándonos con las coordenadas de la cueva en el GPS, no dirigimos sin ningún problema a la entrada principal. La sorpresa fue que en el primer paso estrecho, nada más pasar la entrada principal, se encontraba sifonado. Supusimos que debía de tener poco agua, porque justo al lado había un recipiente y una esponja para vaciar el pequeño sifonamiento. Pasado el medio día nos encaminamos hacía el Sistema da la Gándara, introduciéndonos por la cueva del mismo nombre.
El pasado verano muchos de nosotros ya hicimos esta inmersión a la cueva, por lo que la recordábamos más o menos bien y conocíamos lo que nos íbamos a encontrar. Así continuamos adelante con buenas progresiones, por los pasamanos, algún paso estrecho y los sucesivos pozos, hasta llegar a la espectacular cascada. Aquí tuvimos la impresión que había un menor número de excéntricas, con respecto al pasado verano. Desde aquí continuamos por la galería que se abre por debajo de la cascada y por el camino evidente que se encuentra alcanzamos un caos de bloques. En este punto fue donde el pasado verano llegaron algunos del club. Nosotros continuamos más adelante a través de un paso situado a la derecha, hasta llegar a una zona de vivac. Unos metros más adelante se sube, con ayuda de una cuerda fija de unos 2m, a un meandro. A partir de aquí, comenzaba a ser un poco tarde y decidimos deshacer nuestros pasos. La vuelta fue un poco acelerada y tardamos menos de lo que pensábamos.



Viernes 2 de Mayo

Aún sabiendo que el paso estrecho estaba sifonado, decidimos intentar el acceso por la entrada principal de la Vallina. La idea que llevábamos, era continuar por la galería Vallina, descender los pozos que encontrábamos, (10m, 18m y 12m), seguir por las galería, pasos estrechos y meandros, que fuésemos encontrando, e intentar llegar hasta una sala llamada Pin. Sin embargo cuando nos estamos cambiando de ropa y dispuestos a iniciar la cueva, aparecieron dos espeleólogos catalanes, de un grupo de cinco, pertenecientes al Espeleoclub Tortosa, que nos invitaron a que les acompañásemos por toda la cueva, pero entrando por una entrada inferior, bautizada como “Nospostentrá”, que evita bajar los pozos del primer nivel. Mencionar que este Club, sigue en labores de exploración de la cueva en colaboración de grupos espeleológicos ingleses, de hecho su propósito ese día era llegar hasta una zona para la desobstrucción de unos pasos algo estrechos. Nos llevaron de la mano hasta la Galería llamada Avenida de la Sorra, la cual da acceso a través de unos pozos al río Rioja, que es el eje principal de la cavidad y acceso a Vallina II. Durante el trayecto se realizaron fotos muy interesantes de galerías de la cueva. Aquí nos despedimos de ellos y retornamos por donde habíamos venido, no sin despistarnos alguna que otra vez. Salimos muy temprano y disponíamos de toda la tarde, y decidimos no desaprovecharla, por lo que fuimos a concretar cual era el punto más cercano de acceso a la Sima del Tonio, por la pista que recientemente se ha inaugurado. Después de un importante pateo y con la ayuda de nuevo del GPS, encontramos el punto más cercano, que se sitúa a unos 30-35 minutos de Tonio.
Para rematar un día perfecto, realizamos un encuentro con el grupo de Tortosa, para hablar de batallas de espelo y demás cosas interesantes, mientras nos tomábamos unas merecidas cervecitas en Ogarrio.

Sábado 3 de Mayo

A última hora de la noche anterior, concretamos que el día siguiente íbamos a Coventosa, para que algunos de nosotros conociesen la famosa Sala de los Fantasmas, y aprovechar también para realizar algunas fotos, ya que Jesús disponía esta vez de todo el equipo de fotografía ( varios “flases” , trípode ).Lo más destacable, descartando la espectacularidad de la Sala de los Fantasmas, es que nos encontramos un numeroso grupo de gente a la entrada de la Cueva, lo que ralentizó un poco el comienzo de la instalación del pozo paralelo que montamos. Después de disfrutar de la sala y realizar muchas fotos, salimos desmontando las cuerdas. Bien entrada la tarde, para quitarnos del calor sofocante que hacía este día, tocaba una pateada por las inmediaciones del Picón del fraile, cerca del Portillo de la Lunada donde se divisaba un valle aislado muy amplio, que contrastaba con la presencia de una estación Militar en activo.


Domingo 4 de Mayo

Siempre los días de retorno a casa son más bien improductivos, a la hora de decidir hacer algo interesante, pues bien en este caso ha sido todo lo contrario. Partimos por la mañana con dirección hacia el pozo azul en Covanera, Burgos (surgencia natural y cueva subacuática más larga de España donde se han explorado hasta casi cuatro kilómetros), justo antes de llegar al pozo azul, y en un parada para contemplar el paisaje que brinda los cañones que labra el Ebro, nos encontramos a Inma y Fran, que venían también de Cantabria, fue una sorpresa muy agradable para todo el mundo. Después de contemplar calmadamente el pozo azul, nos dirigíamos a conocer las distintas bocas de la Cueva de Basconcillos, situada próxima a la localidad de Busconcillos del Tozo, en Burgos, pero en el trayecto paramos a observar unos pozos petrolíferos activos que se encuentran en la localidad de Ayoluengo, también en Burgos. Finalmente localizamos todas las bocas de la cueva, las cuales se encuentra en un lugar muy peculiar.


Miguel A. Sanz