jueves, 6 de octubre de 2011

CUEVAS DEL CERRO DE LA TALA Y LA VEGA DEL RÍO BADIEL - 19/03/2011


A finales del pasado invierno volvimos al entorno del río Badiel para retomar el estudio de cavidades conocidas de hace mucho, pero todavía pendientes de estudiar y documentar.
Nos dirigimos en primer lugar al Cerro de la Tala, cercano a Valdearenas, con objeto de estudiar un conjunto de cuevas artificiales excavadas en un cantil de margas. El lugar, hacia el noreste del cerro, y el conjunto de cavidades se conocen como Los Palacios.
Los Palacios
Finalmente no fue posible abordar la exploración y estudio detallado de conjunto, aunque lo conocemos de antes. Se trata de una galería con conexiones al exterior (colgadas algunas sobre el vacío), y algunos pequeños ramales (nichos, pequeñas habitaciones) hacia el interior.

Toda la cumbre del cerro está repleta de huellas de nuestra guerra civil. Trincheras, construcciones y otros indicios se apecian en la fotografía aérea. Y es fácil encontrar casquillos, proyectiles y peines-cargadores, entre otros restos. 


Las cuevas de Los Palacios pudieron formar parte de las infraestructuras defensivas, aunque parece ser que ya existían antes de la contienda. Se alinean bastante con los atrincheramientos, lo cual apoya la hipótesis. 

Restos de trincheras y otras estructuras
Sin embargo, investigadores que han estudiado estas cavidades apuntan un hipotético uso como habitación en épocas remotas, y concretamente con implicaciones religiosas. Romera Martínez y Romera Valladares (2001) dicen: “En nuestra opinión, podría tratarse de un “monasterio eremita” utilizado en la antigüedad por algún colectivo de anacoretas que se hubiese dedicado en este paraje a la vida contemplativa y de oración,...

En el lado opuesto del cerro se abren otras entradas, esta vez naturales, las Cuevas de La Tala. Son entrantes entre los estratos horizontales más duros, margosos y calcáreos, en los que culmina el cerro. Han sido utilizados tradicionalmente para guardar ganado, y están llenos de estiércol. Su utilización como refugio o almacén durante la guerra es conocida. Pocos metros sobre ellas está la línea de trincheras. 

Entrada a las Cuevas de La Tala
Schnell Quiertant y Moreno García (2010) comentan: “El uso de cuevas como refugio no fue exclusivo de Alcalá de Henares pues también existió en otros lugares del valle. Un buen ejemplo lo ofrece el cerro de La Tala cercano a Valdearenas que cuenta con varias cuevas. En la cima hay una que por azares de la guerra quedó en primera línea del frente y fue utilizada por los combatientes con la doble función de vivienda y refugio. En este caso se trata de una cavidad natural de grandes dimensiones y poca altura en cuyas paredes aún se conservan algunos grafitos de los que dejaron allí los soldados...”, refiriéndose a la que tratamos y citando como fuente precisamente el trabajo de Romera Martínez y Romera Valladares (2001), que documenta la historia y los usos de esas cuevas, y especialmente los grafitos grabados en sus paredes.

Cuevas de La Tala, diversas vistas
Por nuestra parte, queda pendiente completar su estudio y el levantamiento de los correspondientes planos topográficos, labor que pensamos llevar a cabo en los próximos meses.

Aprovechamos para comentar que también está pendiente el documentar y topografiar otra cueva natural, ésta situada en el borde del páramo de la ladera izquierda del valle sobre Muduex.

Se trata de la Cueva del Pocillo, situada cerca de la fuente de igual nombre y cerca de las ruinas de la Casa del Monte. Abierta en las calizas del Pontiense, es una entrada grande que ha sido utilizada para guardar ganado.

Ya de vuelta decidimos echar un vistazo a una cavidad bastante singular situada también en la vega del Badiel, pero ya cerca de su desembocadura al Henares. 


Sólo puede verse la entrada, cerrada con una gigantesca puerta. Debe poseer dimensiones considerables, pues en la ladera sobre la cueva hay un respiradero grande y bastante alejado de la entrada. No sabemos exactamente qué uso recibe, aunque por las grandes dimensiones de la entrada, que está reforzada con arcos de ladrillo, puede ser utilizada como almacén de aperos o similar.


Bibliografía

Romera Martínez, A. & Romera Valladares, C. (2001). “Grafitos pastoriles y de combatientes en las cuevas del cerro de Los Palacios de Valdearenas”. Cuadernos de Etnología de Guadalajara, 32-33. pp. 469-484.

Schnell Quiertant, P. & Moreno García, R. (2010). “Refugios antibombardeo de la Guerra Civil Española en el Valle del Henares”, pp. 351-364. En: Actas del XII Encuentro de Historiadores del Valle del Henares (Alcalá de Henares, 2010). IEECC / IPC "Marqués de Santillana" / CEESS.
Javier Rejos