sábado, 17 de diciembre de 2011

ZONA DE TAMAJÓN, ÚLTIMOS TRABAJOS Y RESULTADOS (Noviembre y Diciembre-2011)


Tras las últimas notas apuntadas el pasado octubre en el este blog, hemos continuado saliendo a la zona y haciendo algunos trabajos.
En general han sido salidas de medio día aprovechando oportunidades in extremis. Vamos, aquello de; “tengo la mañana libre para ir a Tamajón, ¿se viene alguien?”. Por eso pocas veces hemos podido lanzar la siempre deseable convocatoria pública.
No obstante, por si acaso, siempre contactamos vía correo electrónico o teléfono con los apuntados al trabajo de la zona, que somos 6 por el momento.
Este grupo está abierto a todo el que desee, por lo que os invito a los que queráis echar una mano, o pasar algún día de campo por allá, a que os apuntéis. De esa manera se os avisará también cuando surjan oportunidades imprevistas de ir a la zona.
Decir además que Paco Cuesta está actualizando con los nuevos resultados el apartado correspondiente a la zona de Tamajón en la página web de Abismo, podéis echar un vistazo y obtener interesante información.
También, que se ha elaborado ya la memoria completa correspondiente a los trabajos de zona en 2011, que se enviará en breve a la Federación. En ella se hacen constar todos los trabajos y se plasman resultados obtenidos y planos topográficos elaborados.
Lo que hemos estado haciendo
Prospecciones
Hemos comenzado a prospectar el territorio de manera más continuada e intensa, y como resultado ya se han finalizado por completo los sectores II y X, que estaban a falta de pequeñas partes. Además, hemos comenzado a revisar detalladamente los sectores IV y VII. Por el momento no hemos encontrado ninguna cavidad más.
Hemos probado el uso del GPS, grabando tracks, como herramienta de control en el pateo, y resulta muy útil. El track grabado permite evaluar finamente el área prospectada y, en las ocasiones en que prospecta una sola persona, permite ver si quedan áreas no recorridas. Además, un track se constituye como una buena línea de límite de territorio revisado, pues permite seguirlo otro día con ayuda del GPS, que te va guiando por el camino que marca el límite.
Posibilidades
Denominamos “posibilidades” a aquellas entradas potenciales pero impenetrables: huecos con pinta, hundimientos del terreno y cosas similares. Son potenciales accesos a cavidades que hay que valorar convenientemente, muchas veces ampliando o desobstruyendo la entrada. La desobstrucción suele ser el trabajo habitual.
Tenemos 8 posibilidades, y por el momento hemos trabajado en tres de ellas. Las demás quedan para más adelante.
Manuel forzando la Posibilidad 3
Posibilidad 3 (sector VIII): Potencial entrada bajo una cornisa rocosa. A su lado un pequeño hundimiento sugería que abajo había hueco. Estuvimos un par de horas desobstruyendo la entrada hasta que logramos arrastrarnos a su interior. Manuel, que es un buen culebra, logró acceder al interior y comprobar que no tiene posibilidades de continuación. Pero, bueno, la incógnita quedó resuelta, y además nos divertimos un rato. Lástima que las arañas de dentro no dieran conversación...
Posibilidades 5 y 6 (sector X): Se trata de un hundimiento en embudo y una gatera en la roca. Se sitúan juntas, a pocos metros, en el margen de una torca grande.
Posibilidad 6, una gatera en la roca
Intentamos primero forzar la gatera, pero tiene un paso muy estrecho y dificultoso más o menos a 1 m de la entrada. No estamos seguros de que se pueda franquear (habrá que volver a valorarlo), y además es todo roca viva, no hay desobstrucción posible. Lo interesante es que tras el estrecho se amplía un poco y hay una continuidad vertical: al arrojar piedras caen un tramo.
Como el embudo de hundimiento se sitúa a su lado, podría dar conexión a alguna galería común. Decidimos por ello empezar a desobstruirlo para ver si se abre bajo las piedras del fondo. Tras un buen rato sacando bloques y cantos, alcanzamos la roca viva, ésta forma una cornisa y se intuye hueco bajo ella, dirigiéndose precisamente hacia la gatera.
Posibilidad 5 antes y tras iniciar la desobstrucción
Sin embargo, para poder valorar la continuidad hemos de ampliar algo más el hueco, y ya se trabaja muy mal. Aplazamos la desobstrucción para volver con mejores herramientas. Esta posibilidad parece muy prometedora.

Cavidades
Hemos trabajado en tres cavidades: TA-27 (Sima La Estrecha), TA-35 y la nueva TA-40. Además, hemos llevado a limpio la topo parcial de la Cueva del Hornillo, que estaba pendiente.
La descripción de estas cavidades y los planos levantados están en el área de descargas de la web del G. Espelológico Abismo y en la sección correspondiente a Tamajón en el apartado de exploraciones.
TA-27 (Sima La Estrecha): ¡PELIGRO: AIRE VICIADO!
Acometimos su reexploración y topografía, pensando en acabarla. Esta pequeña sima posee un pequeño pozo de 8 m que se desciende con facilidad a oposición, pero conviene instalar una cuerda desde el exterior que ayuda mucho como agarradero al bajar y subir.
Entrada a la sima TA-27 (La Estrecha)
Lo peor de la cueva es el acceso al pozo, una grieta bastante estrecha. Hay que tenderse en el suelo y arrastrarse de costado hasta que se desfonda. Entrar, en descenso, no es complicado, pero la vuelta puede llegar a convertirse en un martirio, pues te quedas incrustado de costado y con las piernas en el aire, sin poder hacer fuerza, costando bastante penetrar en la grieta rumbo a la salida.
Bajamos topografiando, Manuel dirige la topo, pues está aprendiendo y es una buena práctica, la sima tiene de todo. Alcanzamos el fondo sin problema, con la saca con la cámara para documentar fotográficamente la cavidad.
Sin embargo, terminamos saliendo sin fotografiar nada y dejando media cueva sin trabajar. La causa: el aire está viciado, no se respira bien.
Ya instalando el anclaje de la cabecera del pozo Javi notó que jadeaba, pensando que era por los esfuerzos para atravesar la grieta. Sin embargo, acabando la topografía de la parte inferior, cada vez respiraba más deprisa, y notaba que el aire no le llenaba.
La sensación se fue haciendo evidente. Javi ya la conocía de la Cueva del Asno, en Soria. Al decírselo a Manuel, éste confirmó que tampoco se sentía bien. Por lo tanto, se imponía dejar la cavidad, con tranquilidad pero sin demora. No en vano sabíamos que la salida era algo pesada y exigía cierto esfuerzo.
Subimos desinstalando y Javi acertó a entrar a la grieta a la primera, pero Manuel se quedó bloqueado, con las piernas en el aire, y no había forma. Finalmente, ayudándole desde fuera logró entrar y ya salimos sin problemas. Una vez fuera, rápidamente recuperamos el aliento y el ritmo normal de nuestra respiración. Era la prueba de que el aire de la sima no posee buena calidad.
La próxima primavera valoraremos si el aire se ha renovado, acercándonos con cuidado al pozo. Si es viable, acabaremos la topografía.
Los datos obtenidos arrojan un resultado sorprendente, habíamos infravalorado la profundidad de la cavidad, pues la topografía arroja 23,6 m de profundidad (pensábamos que alcanzaría unos 15), y los ramales pendientes bajan un poco más.
Sobre la topo realizada hemos montado, como croquis, la parte pendiente de trabajar.
TA-35
Estaba pendiente valorar la posible desobstrucción de los bloques del fondo, y su topo.
TA-35, una vista del interior
Se abre vertical y luego desciende con fuerte pendiente casi hasta los 10 m. Bajamos y recolocamos bloques y piedras del fondo, apilándolos cuidadosamente donde se podía. Finalmente pudimos asomarnos entre los bloques del final, comprobando que sigue obstruida tras ellos, descartando una desobstrucción.
Salimos topografiando, y aquí presentamos el plano obtenido.
TA-40
TA-40, una nueva cavidad para la zona
Exploramos y topografiamos esta pequeña cavidad, abierta muy recientemente en el fondo de una suave depresión.
Galería tras la entrada en la TA-40
Se desciende por el cono de derrubios de la entrada, hasta una galería bastante grande, hasta con 6 m de altura y 2-3 de ancho. Poco a poco va cerrándose, hasta finalizar a unos 45 m, lástima.
Nos queda intentar desobstruir en la entrada, a ver si la galería continúa tras el hundimiento.
Cueva del Hornillo
No hemos trabajado en ella, pero teníamos una parte topografiada de hace años, pendiente de dibujar, y eso es lo que presentamos.
Cueva del Hornillo, galería tras la entrada horizontal
Es una cueva bastante interesante, por sus dos entradas y sus dimensiones, que son considerables para lo habitual en las cavidades de la zona.
Está pendiente acabar su topo, y estudiar una posible continuidad en una gatera.

Javier Rejos

1 comentario:

  1. Creo que aun nos puede dar alguna sorpresa esta zona asi que os animo a todos a que continuemos trabajando en ella, por mi parte puedes contar para seguir con los trabajos de desobstrucción y las topos!

    ResponderEliminar