sábado, 30 de marzo de 2013

Campaña Multitudinaria en Tamajón: Marzo-2013

Campaña multitudinaria en nustra zona de Tamajón: 09 y 10/03/2013

Bueno, a base de aburrir al personal mediante correos, llamadas, toques de todo tipo, envíos de pesadísimos tochos de documentación, recomendaciones de última hora y etc., etc., el fin de semana en cuestión logramos reunirnos en la zona nada menos que 17 elementos, a cual con más ganas de buscar, explorar, desobstruir y, como objetivo principal, pasarlo bien y reírnos mucho.

Quedaban representados todos los niveles, variados ánimos y distintas tentaciones... Además de la parva de "abismeros" (nada menos que 14), destacamos la presencia de dos históricos de esta zona, Miguel Ángel y Mercedes (de SECJA), y Montse (de GEOLÓGICAS), y todos currando duro sobre y bajo el terreno.


Objetivos

Habíamos preparado un dossier completo donde se describía cada trabajo pendiente para la zona (uno de los "tochos" enviados...), pero en nuestro fuero interno el objetivo principal era acabar la prospección, y después todo lo que surgiera... y se hicieron bastantes cosillas.

El sábado día 9...

Más o menos en hora en el lugar acordado... algún rezagado debido a eso, a ser sábado por la mañana... -¡Ah, esa juventud....!- Bien está.

Miguel Ángel y Mercedes están ya allí, no los conocíamos personalmente. Bueno, sí, algunos porque habían estado con SECJA antes, yo porque el proyecto de Tamajón lo compartimos durante un tiempo con SECJA, y en una ocasión, hace 16 años, coincidí allí con Miguel Ángel.

Cosa curiosa, a Mercedes la conoce todo el mundo... Es cariñosamente apreciada entre los tamajoneros de Abismo, aún sin ser conocida, merced al paso que lleva su nombre en la Sima Fliper. Al presentarla al grupo casi se pone un poco colorada... perdónanos, Mercedes, es que todos tenían muchas ganas de conocerte en persona.

Por fin al trabajo. Miguel Ángel, Mercedes, Manu, Jesús Canfranc y Rebeca van a la Fliper, la idea es levantar una nueva topo con los "chismes" actuales, esos que toman to'los datos de un "click". Pero van armados hasta los dientes, cámaras fotográficas y Hilti cuca incluida... -Por cierto, ¿llevaba Canfranc algún azadón en la saca...?-
En la entrada de la Sima Fliper
Preparando la instalación
Los demás, atrapados por el maquiavélico plan de Javi, que llevaba cadenas por si alguno intentaba escaparse, a "patear" el sector VII.

-Es lo último que queda, después de más de 20 años... y hacía tanto tiempo que no lograba "engañar" a un grupo tan numeroso...-

Llevamos hasta paraguas, pues la mañana parece que pueda volverse contra nosotros, aunque el sol está aquí (quien lo diría, la previsión no podía ser más nefasta...).

Pateando

Increible, el método funciona. Somos 10 prospectando, en línea, entre cada dos hay la distancia justa para que no se nos pase ninguna entrada, ni siquiera una madriguera de algún bicho (numerosas paradas fueron debidas a eso, a madrigueras, por si acaso...), el situado en el extremo de la línea lleva cintas coloreadas, que va atando a algún árbol o arbusto, de modo que a la vuelta le toca recogerlas y va de esta manera dirigiendo el grupo sin que haya posibilidad de que queden huecos... y así una y otra vez.

Una docena de buscadores en línea...
Nos llueve al final, a ratos... agua abundante. El terreno no puede estar más calado, rezuma agua por todas partes, musgos y líquenes están que revientan de color, en plenitud... el arrollo de Valdelapuerta nunca lo habíamos visto así. Ahora sí que es un arrollo, lleva casi dos palmos de agua, cuando lo habitual es que esté más seco que la mojama.
El arroyo de Valdelapuerta como nunca de agua
Musgos y líquenes pletóricos de vida
A la hora de comer nos hemos cargado casi todo el sector VII, y se han marcado con el GPS tres "posibilidades", esto es, agujeros o indicios que podrían dar entrada a alguna cavidad. Como suele ocurrir en Tamajón, habrá que volver armados con herramienta para desobstruir y comprobar si entramos bajo tierra o no...
Rafa estudiando una "posibilidad"
A comer cerca de la ermita, felices del pateo. Deseando irnos para La Raya a ver cómo les va a los de la Fliper, a hacer alguna cosilla por allí mientras acaban.
A la hora de la comida, en la Ermita de los Enebrales
En La Raya y los trabajos de la tarde

Justo cuando llegamos a La Raya nos encontramos con los cuatro de la Fliper, que volvían "bastante lavados". Nos informan rápidamente, no ha sido posible completar la topografía porque la sima está intransitable de agua, y se arrastran piedras y morralla por todas partes, siendo muy peligroso descender los resaltes. Ya nos comentan que unas piedras desprendidas por poco le atizan a Jesús Canfranc, pero afortunadamente no fue así.

Dentro de la sima Fliper...
... que rezuma agua por todas partes
Miguel Ángel nos ha proporcionado algunas fotografías y un vídeo que ilustran muy bien cómo estaba la sima de agua. Sin ser sumidero, los chorros, casi cascadas, bajaban por las paredes y la cuerda... Miguel Ángel grabó una pequeña película que ilustra perfectamente lo dicho:
Inolvidable experiencia la del agua corriendo por la cuerda y que, desde el puño, penetra por la manga del mono y, al final de su recorrido, acaba rellenando las botas...
Los aguerridos exploradores tras salir de la sima
Tras charlar un rato, nos dirigimos todos hacia la Cueva del Hornillo, que algunos visitarán. Es una cueva modesta, pero tiene cosillas que ver y con sus niveles de erosión y falsos suelos nos cuenta cosas sobre el pasado del karst.
Una de las galerías finales del Hornillo
La entrada, casi inundada por las lluvias
Durante el camino Rafi y Jesús nos enseñan un hundimiento reciente que ya es cueva (TA-45), y que habrá que explorar detalladamente. Aunque no entramos ni nada, los descubridores afirman que tiene posibilidades.

Alcanzada la gran torca cercana al Hornillo, vamos al objetivo principal de la tarde, que es la exploración de la angosta gatera que se abre en la pared y que en ocasiones anteriores habíamos dado por impenetrable (era la Posibilidad 06).

Para nuestra sorpresa, Rafa y Jesús habían estado "catándola" y habían logrado forzar la entrada, deteniéndose en el desfonde que hay a pocos metros de la entrada, y que resultó ser un pozo de 8 m.

Cueva-sima de Los Molareños (o TA-43), entrada
Es destacable que entre la última ocasión que estuvimos y la actual, otros exploradores han estado ya en la cueva, puesto que hay una marca grabada en la roca del exterior, donde parece que pone "2012 P8". Además, al entrar pudieron comprobaron que hay un taco nuevecito en la cabecera del pozo.

Es pues evidente que hay gente trabajando en la zona, suponemos que ignorando que está concedida oficialmente a Abismo como Zona de Exploración.

Siempre hemos estado abiertos a cualquier colaboración, pero los trabajos que se quieran realizar en nuestra zona deberían apalabrarse previamente con Abismo, incorporándolos a las memorias de trabajo como colaboraciones. De otro modo la actividad no redunda en beneficio alguno para nadie, pudiendo ser considerada como intrusismo.

Anclando una cuerda a un buen puente de roca Rafi y Jesús vuelven a entrar a la cueva, instalan el pozo y descienden, desapareciendo de nuestra vista. Más tarde nos comentarían que abajo la cueva se continúa por una gatera que acaba inundada, resultando imposible continuar adelante.

Entrando...
... dentro puede uno girarse
Mientras exploraban, otros nos "entreteníamos". Mercedes, Miguel Ángel y Javi se lían a quitar piedras en el hundimiento cercano, donde tenemos pendiente limpiar hasta asomarnos bajo la cornisa rocosa, pues parecía que allí había continuidad. Rompemos un bloque en forma de gran losa y entre los tres lo apartamos. Esta nueva desobstrucción ya está empezada, aunque hay mucho bloque y canto que retirar hasta poder valorar la entrada...

A la par, Ismael localiza a unas decenas de metros un agujerillo, un pequeño hundimiento. Se ponen entre él y Jesús Canfranc a "estudiarlo por si acaso"... y el resultado es que ya se ha llegado a más de 2 m de profundidad, que hay hueco entre los bloques (son grandes piedras poco consolidadas, sedimentos) y que, al final, convendrá estudiarlo más adelante, con cuidado porque no es demasiado estable, a ver si nos puede llevar hacia alguna cueva. Ha sido denominado, como posibilidad, "PosTA13".

Jesús Canfranc trabajando en la posibilidad "PosTA13"
Los excavadores-desobstructores junto a la anterior
Finalmente Rafa y Jesús salen de la gatera, como si fueran paridos por la roca madre... Creemos que esta cueva, la TA-43, bien merece el nombre de "Cueva-sima de Los Molareños", en reconocimiento al tesón y voluntad de nuestros dos nuevos exploradores, por cierto con quienes contamos para levantar la topografía correspondiente en cuanto se les de un cursillo acelerado...
Jesús saliendo de Los Molareños...
Misión cumplida en esta nueva cavidad
A la caída de la tarde nos dirigimos de vuelta hacia La Raya, donde nos separamos. El grueso del personal se dirigiría a Roblelacasa, donde se alojan, mientras Dani y Javi volvimos a dormir a casa.

Día 10 de marzo, domingo...

Hoy mejor. Sorprendentemente el grupo entero está a su hora en el punto acordado, y eso imaginando el "sarao" que debió haber anoche en el pueblo serrano... Ole por ellos.

Un cafecito, alguna cosilla más de tomar... entre Paco y yo urdimos un plan, tiramos el anzuelo dejando caer que, si no viene mal..., como hace buen día..., ya que estamos puestos... podríamos ir a acabar el trocico de pateo pendiente..., sería un pena quedarnos a tan poco de acabar...., na, un trocico de na....

Y PICARON, !!!! PICAROOON ¡¡¡¡

Antes de que nadie cambiara de opinión arreamos al punto donde ayer quedó la marca de colores y en un flus estamos metidos en el sector revisando madrigueras y otras cosas parecidas.
Continuamos prospectando el sector VII
El grupo está contento y dispuesto a acabar el trabajo
Casi cuando estábamos acabando Rebeca se detiene y da la voz de alarma. Me llaman y acudo (por enésima vez, pienso en alguna galería de ratón o conejo o algo así, seguro...). PUES NO, ¡UNA SIMA, UNA HERMOSA SIMAAAA!. Tapada con ramaje ya casi podrido, se ve una boca como de metro y medio de diámetro, y unos 15 de profundidad... le toca llamarse TA-44.
Ante la entrada de la sima nueva sima TA-44
Planeando ya la exploración, logramos recomponer el grupo y seguir avanzando en la prospección. Mientras tanto, la emoción por el hallazgo hace que varios ardan en ganas de explorarla, mientras entre risas se van sugiriendo nombres "más dignos" para la nueva sima...  

Y así, en unas pocas pasadas, antes del mediodía el pateo del sector VII es finalizado, y con él, tas más de 20 años  !!!ACABAMOS LA PROSPECCIÓN COMPLETA DE LA ZONA¡¡¡¡.  Parece mentira que haya de ser el último día el que aparezca esa sima tan prometedora, una broma que nos jugó la zona, que nos ha ido entregando sus secretos pacientemente a lo largo de todo este tiempo...
Retirando la última cinta, tras finalizar la prospección,
tras una veintena de años pateando el territorio
El grupo de buscadores, acabada la prospección de la zona
Trabajos de la tarde

Evidente, no hay que pensar mucho: Prioridad, la nueva sima. Tres exploradores asignados, Rebeca, como descubridora, Manuel, por tener ya alguna ideilla de topo, y con el encargo de salir de la sima con los datos, y Nacho que sería apoyo en todo lo que hiciera falta.

Entrada a la sima TA-44, protegida por ramas y piedras
Alcanzamos la boca con la ayuda del GPS y mientras se visten los "toreros", empezamos a limpiarla de las ramas y piedras que la cubren y circundan.

Al levantar una de las piedras del borde.... ¡¡¡¡ AAAAGGG !!!!, UNA INSCRIPCIÓN, Y NO RUPESTRE, PUES ES PINTURA VERDE, TIPO "TITANLUX": 

"SIMA DANI / SSP". Nuestro gozo al pozo...

La Sima Dani, o TA-44, una historia...

La Sima Dani...  Sí, sabía de su existencia porque me habían hablado de ella sus primeros exploradores. Permitidme contaros brevemente su historia, que se remonta a hace casi dos décadas, en las primeras campañas de trabajo en la zona.

Cuando comenzamos en la zona una de las primeras cosas que hicimos fue contactar con los grupos que habían trabajado sus cavidades más recientemente, concretamente con SECJA (Alcobendas) y con SSP (Getafe).

SECJA estableció rápidamente relación con nosotros, compartieron la información que tenían, nos proporcionaron incluso planos inéditos autorizándonos a incluirlos en las memorias (Enebrales, El Paso, Fliper 2...), e incluso nos apuntaron posibles desobstrucciones en algunas cuevas (la TA-34, por ejemplo). Por nuestra parte les proporcionamos copia de todo lo que íbamos descubriendo. De hecho durante las campañas de 1997 y 1998 solicitamos conjuntamente con ellos dos zonas en Tamajón, la clásica que ahora tratamos y el otro lado de la carretera, es decir el entorno del pueblo de Tamajón y hasta Retiendas, e incluso llegamos a publicar parte de los resultados conjuntamente en el boletín de SECJA.

SSP también contactó con nosotros y tuvimos una reunión. Nos argumentaron que trabajaban en la zona desde hacía tiempo, y que se concentraban en unas pocas cavidades. Habían estado explorando la TA-33, Vial, TA-26 y algunas más. Pero creo recordar que destacaron que se estaban concentrando especialmente en dos cuevas que tenían mayor interés para ellos, dos simas que denominaron "Sima del Pastor" y "Sima Dani".

Aunque el territorio de esploración pertenecía a oficialmente a Abismo, por nuestra parte no había problema siempre y cuando la información fluyera de modo que todo quedara en las memorias de exploración. Pero la cuestión es que nunca llegamos a tener información concreta sobre esas simas y su localización.

Por otra parte, en 1997 descubrimos y comenzamos a explorar la sima TA-27, y poco después nos encontramos que SSP la había marcado y nombrado como "La Estrecha", nombre que hemos mantenido. Volvimos a contactar, esta vez para quejarnos por su actuación, sin tener en cuenta que la zona la trabajaba Abismo. Después, no hubo más contactos y nada más supimos.

Un poco antes  SECJA trabajaría la Sima de los Enebrales (fuera de nuestra zona) y todo parecía indicar que esa correspondía a la Sima del Pastor. Esto nos sugería la idea de que la Sima Dani quizá estaba fuera de nuestro territorio, o que fuera otro nombre para Los Enebrales....pero en cualquier caso, si estaba dentro, dado nuestro método de búsqueda era evidente que aparecería antes o después... y ya véis, ha aparecido más bien después, el último día de prospección.

Continuamos...

Bueno, recibido el jarro de agua fría, el ánimo retorna a los exploradores. Han recibido instrucciones precisas de Javi: Explorar lo que sea explorable y salir con la topografía de lo que les de tiempo.

Manuel y Rebeca preparan la instalación anclando a un árbol y desviando hábilmente a otro, de modo que el descenso del P.15 es directo sin roce alguno ... ¡Qúe bien se han aprendido esa técnica nuestros "perfeccionandos"!... claro que cuando menciono la palabra "ESCALA" les salen ronchas... ¿por qué será?. De este modo los exploradores desaparecen de la faz de la tierra....  a esperar nos toca.
Instalación preparada para entrar a la Sima Dani o TA-44
Los demás hacemos dos grupos, unos irán a visitar los Torrejones y el resto a estudiar una posible desobstrucción en la TA-34.

En cuanto a la Cueva de los Torrejones, es un clásico en el territorio, aunque se ubica fuera de nuestra zona. No es muy larga, pero tiene bastantes recovecos, e incluso alguno de los exploradores ya comenta que podría ofrecer alguna continuidad desobstruyendo algún paso... veremos lo que nos depara el futuro.
Los Torrejones, en una de sus entradas...

... y avanzando por sus gateras
Como curiosidad, comentar que en la topografía del Catálogo de Cavidades de Guadalajara la flecha del norte está invertida... en cierta ocasión estuvimos un montón de tiempo buscando la entrada en la ladera opuesta a su posición real, por ese pequeño detalle...

Los exploradores vuelven con las coordenadas GPS, que no las teníamos. En adelante podremos llegar sin más problemas. 

TA-34 y TA-36

Otros no dirigimos hacia la sima TA-34, donde hay que ver abajo una posible continuidad. Jesús Canfranc instala LA ESCALA (es que Javi va en el grupo, y como es amante del acero...).
TA-44, Rafa y Jesús en la entrada

Jesús Canfranc prepara el anclaje de la escala
Baja Javi y tras echar una primera ojeada baja Jesús Fernández (el Molareño), mientras Canfranc y Rafa esperan arriba. Abajo no cabemos más que dos, y hay que quitar tierra... bueno, barro, porque parce mentira una similla de 6 m la cantida de chorreos que tiene por las paredes, que por misteriosas razones se concentran sobre Javi... Lo que fastidia un poco más es cuando entra el choriillo por el cuello del mono hacia abajo... Por lo demás, el mono AV funciona de perlas.
A 6 m de profundidad es donde hay que trabajar

Coincidimos en que es factible quitar un poco de tier... barro y bajar por una gatera que parece tiene algo.... a base de paleta y palín se van sacando pegotes y finalmente Jesús (¿quién si no?) se cuela. Compruega con alegría que se amplía en una pequeña sala y que hay una potencial continuidad sobre un falso suelo que parece poco estable... Jesús, en solitario, decide no arriesgarse por si se rompe el suelo, saliendo otra vez. Debemos volver más adelante cuando la cueva esté un poco más seca, pues tiene posibilidades.

Mientras tanto Javi contempla como vuelve a llover (cae agua desde la boca) y de repente el agua se transforma en canicas blancas... ¡Menuda granizada está cayendo ahí fuera!.

Rafa y Jesús Canfranc deciden ir a echar un vistazo a la TA-36, que es chica pero tiene formaciones abundantes, aunque fosilizadas. Cuando salimos de la TA-34 vamos a buscarles, y adentro nos encontramos. Alguno maldice cierto paso entre una columna y la pared... claro que entre pared y pared habrá 60 o 70 cm... pero que conste que Javi y Benjamín, primeros exploradores, pasamos sin quejarnos (bueno, la verdad, la verdad ...).

Finalmente, todos afuera, contentos. Nos encontramos en la boca a Paco y los demás que se habían ido a visitar la Cueva de los Torrejones, y ya han acabado.

Recogemos todo el equipo (la escala también, malas víboras que deseáis que desaparezca del material... no os váis a librar de ella, no. Tal caso cuando me entierren, que tengo escrito que me acompañe por si he de bajar a los avernos...).

Nos vamos hacia la nueva sima (¿"Dani", "Rebeca", y nosecuantos nombres más que han ido surgiendo?, pero como TA-44 se queda seguro). Cuando llegamos ya están saliendo, tan contentos. Rebeca coge una cámara y se tira pa'dentro otra vez dispuesta a fotografiar lo que han visto...
P-15 de la Sima Dani, Rebeca o "comoquierallamarsealfin" (TA-44)

No es muy larga, pero parece ser bastante curiosa, tiene formaciones y otras cosillas de esas que ven los que saben de cantos y minerales...
Perlas de roca y "cantitos" calcificados

Niveles colgados de sedimentos: Cantos de pizarra en el techo
Han salido con la topo hecha (¡Qué bien!), bueno, los datos... el cuaderno es un poema embarrado en manos de Manuel (como suele pasar)... luego cuando todo el mundo ve el dibujo final, tan limpio y curioso.... si supieran lo que se sufre a veces topografiando.... ¡Ah, aquella gatera con medio palmo de agua!... los tiritones mal dejaban tomar notas... pero por fortuna (o por desgracia, más bien) no era muy larga...
Abajo, en la galería, hay algunas formaciones curiosas
Al final, todo el grupo reunido, contentos por unas y otras cosas, con trabajos acabados y nuevos pendientes con los que ilusionarnos... ya hay alguno que pregunta que cuándo la próxima... pues habrá que preparar algo.

Conclusiones y resultados...
  • 17 participantes: Todo un logro.
  • Finalizada la prospección en la zona (tras 20 años...)
  • Cuatro nuevas posibilidades a comprobar.
  • Localizada una nueva cavidad: TA-44 (Dani, Rebeca, etc...)
  • Forzada y explorada la Cueva-Sima de Los Molareños (TA-43).
  • Comienzo de desobstrucción de dos posibilidades.
  • Desobstrucción en TA-34: Pendiente de finalizar el trabajo.
  • Visitas variadas: Hornillo, Trillo, Torrejones, TA-36...
Javi Rejos