sábado, 9 de marzo de 2013

Esquí de fondo en Somport (Valle del Aspe- Francia)

Paco Cuesta, Luis y Paco Toquero

2-3 de marzo de 2013

Para mí suponía el retorno al país vecino, donde estuvimos la última vez que se organizó una salida de esquí de fondo y también para retomar una actividad que por unas causas o por otras no había podido practicar desde hacía tres años.
Salimos el viernes, Paco Q., Luis y yo (Paco T.) en dirección a Canfranc donde nos alojaríamos, Ángel se descolgó en último momento lo que nos hizo cambiar un poco los planes iniciales. El viaje de unas 4 horas y media resultó ameno y si problemas, a pesar de las malas previsiones meteorológicas para ese día. El viernes no dio  para más, cenar en el restaurante del hotel y dormir, para al día siguiente empezar con muchas ganas.
El sábado, tras el desayuno de rigor,  en apenas 10 minutos estábamos en la estación, accediendo por la entrada francesa. Una vez sacados los forfaits correspondientes nos pusimos en marcha apreciando desde el primer momento la sensación de calor, lo que nos obligó a despojarnos gradualmente de nuestra vestimenta. No podíamos pedir mas, sol, mucha nieve y temperatura agradable.

A medida que transcurría la mañana íbamos descubriendo el perfil de la estación, con sus continuas subidas y bajadas hasta llegar a la zona española,  Candanchú, donde hicimos parada para picar algo y sobre todo beber agua ya que el calor obligaba. Hay que decir que la estación de Somport  incluye en su dominio esquiable territorio francés y español, con un acuerdo para acceder desde las dos zonas, aunque la mayor parte se encuentra en Francia.



En vista de lo bien que se nos había dado el día decidimos dejarlo a las 4 de la tarde, habíamos recorrido prácticamente toda la estación, mi GPS marcaba 23 Km de un total de 34 de la estación. Comimos en la zona de servicios y compartimos vino con Conchi, la riojana, que como no iba a ser menos, nos ofreció el preciado caldo. Nosotros por el contrario, sacamos algunos dulces que agradeció.


Por la noche, antes de cenar, visitamos la estación de Canfranc, con sus 365 ventanas como dice un cartel  y su historia inmortalizada en la película Doctor Zhivago, lamentablemente más propia de una película de terror por su deteriorado aspecto.

El domingo madrugamos un poco mas con la intención de dejar pagado el hotel y cargar los bártulos, da gusto el poco material que se necesita comparado con las salidas de cuevas, llegando de nuevo a Somport en poco tiempo, pero esta vez muy concurrido ya que había una prueba del campeonato francés de esquí de fondo.
Ya nos dijeron que iba a hacer más calor, así fue y nos aprovisionamos, sobre todo de agua. Decidimos seleccionar el recorrido que el día anterior recorrimos, incluso repitiendo algunas pistas hasta tres veces y descartando otras pero nos quedamos con las ganas de disfrutar en la única pista negra, esta vez porque no había pasado la máquina y el día anterior porque estaba muy “blanda”.
Una vez pasado el cruce que lleva al refugio no sin antes sortear a los últimos “patinadores” de la prueba, contemplamos unos intrépidos esquiadores que encaraban el fuera pista mas famoso de Candanchú, La Zapatilla, con prudencia porque si no, la bajada es mortal.
Como la intención era dejarlo a las tres para evitar luego el atasco de regreso apenas paramos y en algunos momentos parecíamos a los de la carrera, Luis muy delante y Paco Q. estrenando bastones a pesar de habérselos comprado hace tiempo.  Cuando nos dirigíamos a la salida nos encontramos a Conchi, la riojana, que con un estilo encomiable de patinador nos saludó y continuó con su grupo de aguerridos montañeros.
Ya de vuelta para Guadalajara paramos a comer de camino y nos desviamos al pueblo de Bolea a comprar algo en Casbas.
Para los amantes de las estadísticas os pongo dos gráficas del perfil de la estación sacadas el  domingo con mi GPS.


  Y un vídeo resumen que Paco Q. se ha montado en YouTube


Paco Toquero