lunes, 12 de agosto de 2013

De Cuevas por el karst de Moravia

29 de julio a 2 de agosto de 2013

Después de una semana en Brno en el 16 Congreso Espeleológico Internacional tocaba hacer un poco de espeleo de verdad. Entre los speleocamps que se podían elegir me fui al del Karst de Moravia. El karst de Moravia abarca una superficie de unos 92 km² y es una reserva natural protegida al norte de Brno en la zona este de la República Checa. En esta zona hay unas 1100 cuevas y cañones.

El domingo 28 de julio salimos de Brno en el autobús más cutre jamás creado camino del camping Olšovec en Jedovnice. Es un camping que está muy bien, tiene un lago y todo! Eso si, la estética y la comida son un poco campodeconcentracion-cárcel-campamentokrusty.
15 cuevas, 30 personas, 5 días. Cada día se ofrecían 5 cuevas y cada uno se apuntaba a la que más le apetecía (basándose en una guía que nos dieron).

29/07/2013 
Piková Dáma - Spirálka systému  
Sistema Dama de Picas - Cueva Espiral

Participantes: Zistem (guía checo), Tim (Australia) y Rebeca.

A esta salida nos apuntamos solo dos, así que tan ricamente. En realidad son dos cuevas unidas por un sifón, así que primero hicimos Spirálka y después Piková Damá. No tengo fotos de este día porque no llevábamos cámara ninguno de los tres, pero os dejo la topo.
La entrada a ambas cuevas se hace por un tubo de hormigón vertical con una escala. Los checos son muy amigos de las escalas como ya iréis viendo. 
 Bajamos 14 m de escala y nos encontramos con una cueva feuna y llena de barro. Es Spirálka. No tiene prácticamente formaciones aparte de algunas coladas y estalactitas. Hay que hacer mucha escalada libre y subir y bajar por escalas con accesos un poco, digamos, bueno, fronterizos. Vamos, que para ser sincera, pensé que iba a morir. Para llegar a las escalas muchas veces había que ir por repisas bastante dudosas, en las escalas es mejor no mirar hacia abajo porque el único seguro que usan es su propio amor por la vida, un resbalón y adiós muy buenas.
Piková Dáma es muy parecida pero hace bastante más frio, 2ºC según el termómetro que tienen en una de las salas, de hecho se pasa 9 meses al año con hielo dentro, pero hemos llegado tarde. Además tiene más agua. Incluso tenemos que cruzar un lago mediante un columpio que han instalado en medio en plan Tarzán. Cuando llegas al otro lado tienes que abrazarte a una roca y trepar un poco.
No recuerdo mucho más, fue la primera que hice y sin fotos y con esta cabecita… mil perdones.

30/07/2013 
Propast Macocha – Punkevní jeskyně 
 El abismo de la madrastra – Cueva Punkevní

Participantes: Guía de nombre imposible, Simone (Italia), Katareyna (Polonia), Izabela (Polonia) y Rebeca.

Este abismo es uno de los iconos del karst de Moravia. Tiene 174 x 76 m con una altura de 168 m en la parte más alta. Se formó por el hundimiento del techo de una gran sala y en el  fondo tiene dos lagos y diferentes entradas a cuevas. Es el único punto donde el Río Punkva sale a la superficie. Forma parte de un sistema gigante de cuevas conectadas entre sí. Esta zona es un queso. 
La pared que bajamos. Las cositas blancas del fondo son seres humanos.
El nombre tiene su origen en una leyenda del S. XVII, en el pueblo de Vilemovice vivía un viudo con su hijo que se casó por segunda vez. Con el tiempo la mujer dio a luz a su propio hijo y quería deshacerse del hijastro, así que le pidió que la acompañara a recoger bayas. Cuando llegaron al borde del abismo la mujer arrojó al niño que se salvó agarrándose a unas ramas. Cuando unos leñadores oyeron sus gritos fueron a sacarle y después la gente del pueblo tiró a la madrastra a ese mismo abismo. Desde ese día se llama Macocha, que es la palabra checa para madrastra (por cierto, se pronuncia [mashoja]).
El grupo preparándose
La cosa no tiene mayor dificultad, hay que bajar 130 m. Hay tres fraccionamientos hasta llegar al volao final de 85 m. Ni siquiera nos ponemos los monos. Mientras el guía instala nos preparamos y bajo la primera. Como es un sitio súper turístico no paran de hacernos fotos desde los miradores. La verdad es que es muy brutal la vista.
Durante la bajada
Justo antes del volao
Simo en el volao
Al llegar abajo hay más y más gente. La cueva Punkevní, que es turística, tiene un recorrido que comienza por dentro de la cueva, sale a la base del abismo y luego continúa en barquita por el río subterráneo hasta la salida. Al final solo hemos bajado el guía, Simo, Kasia y yo. Hacemos el recorrido al revés por la cueva y después entramos en barco acompañando a unos espeleobuceadores que también son del congreso pero están en una excursión muy muy pro.  
Estalagmita en la parte turística





Un poco de cueva turística













Una experiencia muy bonita y muy cómoda, eso de bajar y no tener que subir debería ser ley.
31/07/2013 
Sklenené dóm 
Cúpula de cristal

Participantes: dos guías, Pavelka y Jerry, Emma (Suecia), Frederick (Francia), David (UK), Duncan (UK) y Rebeca.

Después de la experiencia del primer día me apetecía un poco de cuerda, así que elegí Sklenené, que con ese nombre además prometía formaciones bonitas. Forma parte del sistema de Punkevní, igual que el abismo de Macocha. La entrada es otra vez a través de un tubo de hormigón vertical con escala de 15 m.
Esto es común allí
Después de 50 m horizontales con formaciones muy curiosas como popcorn y coladas bastante grandes, llegamos al primer pozo de 25 m (bieeeeen). 
Pop corn
Pequeñas excéntricas
 Su base es un puente de roca ancho que tiene a cada lado dos pequeños pozos. Después de bajar Pavelka, Frederick y yo hay un atasco en algún fraccionamiento, así que nos dedicamos a meternos por los agujeros. Pavelka nos explica que siguen explorando y nos lleva a un sitio donde están sacando sedimentos. Una cosa muy curiosa de los checos es que casi fabrican sus cuevas. Desobstruyen tan a lo bestia que crean nuevas galerías de decenas de metros. Son más brutos que un arao (y que algunos miembros de Abismo).  
Cuando por fin estamos todos bajamos el pozo por una rampa y nos metemos por una pequeña gatera. Después de ésta se llega al último pozo, que tiene a la mitad un pasamanos cortito. Es un pozo bonito, pero muy guarro. Las cuerdas y los aparatos ya ni se ven. El descendedor va haciendo ññññññiiiiiiiii ñññññññiiiiiii por las chinillas que lleva el barro.
Cabecera del pozo bonito
 En la base paramos a comer un poco y a beber cerveza (Manu, este es tu sitio). Como lo que nos queda es horizontal nos quitamos los aparatos y seguimos. A partir de ahora son todo gateras con agua, así que nos preparamos para mojarnos.
Aqui los colegas con la cervecita
Y así unos cuantos metros
 A  mitad del camino llegamos a la cúpula de cristal propiamente dicha. Es una sala muy grande con formaciones casi transparentes que destacan muchísimo entre el barrazo infecto. Son muy bonitas las que llaman zanahorias, que consisten en un macarrón con una estalactita en la punta.
Zanahorias
Estalagmitas translúcidas
La salida se hace a través de la cueva Punkevní (la turística otra vez), esta vez salimos a una sala en la que hay un grupo de gente. A pesar de ver a unos tíos saliendo embarraos y empapaos de la pared, ni se inmutan. Aquí la espeleo es tan parte de la vida normal que no les extraña nada.
Llegada a la sala turística
Otra vez salimos en barco y aprovechamos el río para lavar todo el equipo.
La limpieza es vital
01/08/2013 
Stará Amatérska jeskyně 
Cueva Vieja Amateur

Participantes: nos guían Ian, su hermana y un señor muy simpático. Iza y Kasia (Polonia) Simo (Italia), Emma y Erich (Suecia), Claire, David y Jim (UK) y Rebeca.

La cueva Amatérska tiene dos partes, la vieja y la nueva. Visitamos la parte vieja, que está cerrada y ni siquiera la gente de los clubes de allí la puede visitar. Se ha abierto en esta ocasión por el congreso.
Bajamos una vez más por escala dentro de un tubo. En este caso es la escala más larga de todas, 40 m. La bajada se hace bien, además el tubo es lo bastante estrecho como para poder descansar apoyado de vez en cuando. En total bajamos 110 m por escalas, de momento sin ver nada especial.
Cuando llegamos abajo empezamos a ver las primeras formaciones, grandes coladas, estalactitas, gours… agua por todos lados.
Primera colada
Estalactitas
Una colada
Finalmente llegamos a un río por el que se puede seguir aguas arriba o aguas abajo. Primero vamos aguas abajo. Nos metemos hasta la cintura en agua muy rica y seguimos una galería que se va haciendo más baja hasta que tenemos que reptar, gatear, hacer la croqueta... siempre sobre un lecho de cantos del tamaño de patatas comodísimo. Después de 70 m de fantástica aventura llegamos a un sifón. ¡¡¡Un p**o sifón!!!. Y vuelta al punto de origen.
Tramo cómodo del río
Mojados y magullados tomamos el otro camino aguas arriba. La galería es igual que la anterior, más agua, más cantos, más arrastre. Mis pensamientos se mueven entre: “quién me mandaría a mi elegir esto” y “como lleguemos a otro sifón monto un Puerto Hurraco”. Cuando salimos de la tortura empezamos a caminar por galerías muy grandes y muy bonitas, formaciones enormes por todos lados. Cualquier sitio al que mires está lleno de espeleotemas blancos preciosísimos.
Después de un ratito caminando llegamos a una zona en la que hay que trepar por barro, y aquí empieza la diversión. Con tanta gente como somos no para de haber resbalones, culos al suelo, toboganes… muy entretenido, pero lo mejor es lo que nos espera arriba (las fotos no hacen justicia, como siempre).

Bandera con barro

Vamos bajando por otro lado, ya estamos llegando al final. En uno de los puntos el guía nos va llevando de tres en tres a una esquina donde podemos ver el gour más bonito que he visto en mi vida, y no es coña.


Después de esto ya solo nos queda la sala final. Es una sala impresionante con una colada al fondo y todo el suelo cubierto de gours. Como fin de fiesta nos hacen apagar las luces y uno se pone a cantar “Adeste Fideles” para que notemos la acústica de la sala. Todo muy friki.

Por un lado
Por el otro
Ya vamos volviendo. Otra vez un poquito de agua y los 110 m de escala para arriba. La verdad es que pensé que pasaría más frío, pero la cueva es tan bonita que hasta se te olvida que estás mojado y a 7 grados.
Felices
02/08/2013 
Rudické propadání
Hundimiento de Rudické

Participantes: nos guía Bob que se sabe la cueva como su casa y vamos Simo, Erich y yo.

Esta cueva tiene dos entradas, una encima de la otra. La superior es seca y se utilizan escalas, la de abajo es una cascada y está instalada con cuerda. Hemos elegido hacerla por la inferior, que además es la cascada más alta de Rep. Checa, 84 m.
La entrada es un pozo/resalte de unos 8 m y después encontramos el primer pozo de 12. De momento la cueva no tiene nada, y todavía llega la luz de la entrada. Después de este pozo hay un pequeño meandro con agua, un pasamanos y la cabecera del segundo pozo, de 30 m. Aquí todavía el agua no molesta, pero los últimos 5 m de pozo son directamente una ducha, menos mal que el agua no está fría porque viene del exterior. Después de este pozo ya solo queda el último, de 16 m que termina en un lago en el que no queda más remedio que meterse hasta el cuello y nadar unos metros.
Boca de entrada
Primer pocete
Después del baño
Una vez terminamos la bajada nos quitamos los aparatos y seguimos por la parte horizontal. Todo el tiempo seguimos el río que va por un meandro estrecho pero muy alto y con muchas curvas. De vez en cuando toca meterse hasta la cintura otra vez, pero ya poco importa. Es un meandro muy sencillo pero muy divertido. Para pasar las zonas más profundas han instalado cable de acero para subirse encima y pasar haciendo malabares. Al final del meandro hay un sifón, pero por suerte hay un paso por encima, una gatera totalmente circular muy cómoda.
Los cables
A partir de aquí las galerías son muy anchas con techos bajos de vez en cuando. Hay bastantes coladas, una de ella es muy famosa, ya que en 1922 colocaron sobre una escala para acceder a una chimenea y hoy está completamente recubierta de calcita.
http://www.jeskynar.cz/guano/obrazek/rudicke-propadani-1
Después de darnos unas vueltas por allí decidimos volver, que estamos helados (sobre todo yo, que no sé qué le pasa a mi termostato). La salida la hacemos por la galería superior, o sea que escala p’arriba por última vez.
Este es un link a un vídeo de Aaron Bird de otro grupo que hizo la misma cueva una semana antes. Yo no sé qué cámaras tiene la gente… http://www.youtube.com/watch?v=AfqfrNAODKw  

Conclusiones cuevísticas:
  1. Escarpines en vez de calcetines, ever. 
  2. Si quieres construir tu propia cueva puedes, solo necesitas paciencia y muchos amigos. 
  3. Hacer mega exploraciones por el sudeste asiático no te hace mejor espeleólogo. 
  4. La cerveza y las cuevas son inseparables seas de donde seas.
Desde República Checa, para Club Abismo,
Rebeca

No hay comentarios:

Publicar un comentario