jueves, 15 de mayo de 2014

Prácticas en exteriores de los cursos de Iniciación y Perfeccionamiento

10 y 11 de mayo de 2014
Como viene siendo habitual cada dos años Abismo esta realizado el III Curso de Perfeccionamiento, y aprovechando el montaje de vías, hemos hecho coincidir el XIII Curso de Iniciación, esta vez solo de cuatro cursillistas que se unieron a nosotros a principios de año.
Esta vez nos han acompañado unos cuantos del Grupo Espeleominas, a los que les hemos enseñado a usar el tercer cabo.
Unos cuantos del de perfeccionamiento llegaron el viernes a la noche al Barrancazo y se pusieron manos a la obra para dejar colocadas 6 vías a los de iniciación, cuatro para los cursillistas y dos para los monitores.

El sábado comenzaron los dos cursos a la vez, mientras unos empezaban a subir sus primeras vías y poco a poco van aprendiendo a pasar los primeros fraccionamiento, otros escuchaban atentos a Toño las clases teóricas de fijación de tacos, factores de caída, nudos, etc...
Los de Iniciación se intercambian en las vías y aprenden a pasar los antirroces. Los de perfeccionamiento empiezan con las instalaciones de más vías y el largo pasamanos. 
Vemos caer la punta de una cuerda desde lo más alto, ya está montado el volado. Parece que por parte de los de iniciación hay ganas de subirlo y bajarlo, pero está claro que aun no es el momento, les queda practicar unas cuantas veces más el cambio de aparatos. Allí arriba están solos a la hora de desenvolverse en esta tarea.
Poco a poco la paredes se empiezan a llenar de cuerdas por todos los lados. Un grupo de instaladores van acercándose por el pasamanos desde la grieta hacia el resto de instalaciones, al final de la mañana ya han conseguido unir el pasamanos con el resto de las vías.
Paradita para comer y descansar y vuelta a la faena. Los de iniciación pasan el desviador y empiezan a utilizar el resto de vías. Pasan el pasamanos desde la zona del corralito hacia la grieta. Mientras los de perfeccionamiento van instalando la grieta para cerrar el recorrido.
El paso del nudo se le resiste a alguno, pero no hay problema, al día siguiente lo pasará. Esta vía la colocamos en volado y con polea para poder bajar al que se quede atorado y nos servirá al día siguiente para hacer el simulacro de autorrescate.
A última hora de la tarde, los de perfeccionamiento hicieron unos ejercicios de Cartografía y al terminar nos pusimos a cenar. Poco a poco nos vamos retirando a dormir y por lo que se, los últimos lo hicieron a las 2 de la noche.
A la mañana siguiente y después del desayuno nos pusimos en marcha a las diez. Cada uno a lo suyo, los de Perfeccionamiento siguen practicando las instalaciones y se empiezan a retirar algunas vías del día anterior y se monta un segundo pasamanos en aéreo. Los de Iniciación comienzan a subir la escala y el volado y este último pasamanos. Alguno vuelve a practicar el paso del nudo.
Se coloca una vía con péndulo incluido, tanto la instalación como los que luego lo tienen que pasar se las ven y se las desean, pero todos lo pasan. Los de iniciación vuelven a hacer el recorrido del largo pasamanos pero esta vez en sentido contrario, desde la grieta hacia el corralito. Al final de este pasamanos los de perfeccionamiento han instalado dos vías cruzadas entre sí y con desviadores. Los de iniciación es la última dificultad que tienen que pasar.
Se van desmontando casi todas las vías hasta la hora de comer. Algunos siguen intentado pasar los desviadores mientras el grueso del grupo nos disponemos a comer.
Después de comer se hace el simulacro de autorrescate, menos mal que lo hacemos en la vía que tiene poleas y les podemos bajar, pues el primer intento no solo fue fallido sino que además no había manera de desbloquear al rescatado y rescatador. El segundo intento salió bien, pero con la ayuda de Alfonso de Espeleominas (en el pasado ya le tocó rescatar a alguien pero de verdad). A estas horas quedan pocas cuerdas por quitar que poco a poco van desapareciendo de las paredes.
                               

Mientras vamos recogiendo todo, los de Perfeccionamiento hacen la última práctica, colocar en sacas y por orden las cuerdas para las simas que vamos a hacer el próximo fin de semana. Menos mal que vino Juancar, pues en su pick up podemos meter las bolsas de basura, tiendas, mochilas, etc... Despedidas y para casa.


Paco Cuesta