jueves, 24 de enero de 2008

Travesía de Tonio

8 de diciembre de 2007.
Participantes: Carlos Heras, Miguel Sanz, Paco Cuesta, Montse Camino, Juan Carlos Tomas, Ana Ballesteros, Julio García, Alicia Gutiérrez.
De madruga`
Nos levantamos el sábado día 8 de diciembre alrededor de las 6:30 de la mañana y tras un buen desayuno todos a los coches, muy contentos pues nos habían comentado una nueva carretera que te dejaba a 20 minutos de la boca de Tonio. Salimos en cuatro coches, dos de ellos los dejamos aparcados en la salida de Cañuela, y con los otros dos al camino nuevo del Tonio.


Primera intentona
Llegamos a la pista que nos habían comentado y empezó el problema ¿en qué punto de la pista teníamos que dejar los coches? Tras unos minutos de reflexión se decide que un coche valla al albergue a buscar el GPS; mientras Carlos, Miguel, y yo nos ponemos a patear el campo por si veíamos algo, sin tener éxito.
Segunda intentona
Llega en grupo del GPS y tras poner las coordenadas nos indica que estamos a 1Km de la boca, muy contentos nos disfrazamos de espeleólogos, y a la búsqueda, en teoría estábamos muy cerca y andamos, andamos, andamos y na´ el cacharro seguía marcando lo mismo en línea recta, el problema es que delante de nosotros no había nada recto sino un lapiaz tremendo así que, tras mostrar cada uno nuestro punto de vista y teniendo en cuenta que se estaba haciendo un poco tarde decidimos marchar a los coches y retomar el camino que ya conocíamos. Hay tuvimos dos bajas Paco y Montse que decidieron marchar a Guada, pues íbamos a salir muy tarde.
A la tercera va la vencida
Una vez que estábamos en el camino que conocíamos picamos un poquito y comenzamos nuestra caminata de dos horas y media, llegamos a la boca del Tonio sobre las 2 del medio día.
De pronto aparecieron un grupo de Tarragona y como nosotros éramos mas y Carlos había visto que la cabecera estaba un poco mal decimos que pasaran ellos delante.


Empieza la travesía
Carlos comenzó a instalar sobre las tres, íbamos un poco lentos, delante de nosotros iban los Tarragonenses y al principio nos frenaron un poco hasta que llegamos a la diaclasa, el paso critico y mas temido de la sima por su estrechez descendente.
Carlos comenzó a bajar seguido por Anita luego Julio y después yo que comencé muy bien hasta que me quede encajada por culpa del descendedor y de la cámara de fotos que hicieron de cuña para que no pudiera seguir bajando y acompañado por la risa que me entro cada vez me encontraba mas encajada. Media hora me costó salir de mi cepo gracias a Miguel, que se encontraba encima de mí y que tiraba de la cuerda hacia arriba y también gracias a Julio que consiguió llegar hasta mi para soltarme los aparatos, luego bajo Miguel y después Juan Carlos que le recomendamos bajar sin aparatos. Una vez pasado esto continuamos la marcha.
Anita que es muy coqueta decidió dos pozos mas abajo pasar por la peluquería, se la engancho el pelo con los aparatos y tuvo que hacerse un corte moderno a navaja.
Salida a Cañuela
La cosa siguió con normalidad, llegando a la última gatera que da paso a la salida del Tonio, para adentrarnos en Cañuela. Una vez todos juntos comimos un poco para recuperar fuerzas y nos dirigimos a la salida.
De pronto unas voces nos hicieron modificar un momento nuestro camino; nos encontramos a los Tarragonenses que llevaban bastante rato ya perdidos por la cueva, les indicamos el camino y todos juntos a la calle.


En la calle
Una vez salimos nos cambiamos, recogimos las cosas y al albergue pensando que nos teníamos que ir sin cenar a la cama ya que era la 1:30 de la mañana, pero tuvimos una gran sorpresa pues Marga que aun estaba despierta nos preparo unos huevos con patatas que nos supieron a gloria.


Alicia Gutiérrez.