miércoles, 11 de junio de 2008

Poyatos, el 8 de junio 2008


8 aguerridos nos apuntamos al primer (o casi) cañón de la temporada. Los valientes fuimos: Javi, Pichi, Salva, Manolo, Miriam, Santos, Mariví y Montse.
El lugar de la masacre: Arroyo de la dehesa, en POYATOS, Cuenca (no fue pá tanto...)

Con un caudal majo, unos días antes había estado mucho más bravo, ahora se notaba que llevábamos una semana sin llover. Dentro nos cayó alguna gota, pero al final aguantó. Sí que llovía cuando salimos de tripearnos unos
huevos con chorizo, o con jámon, a media tarde en el pueblo de Poyatos.

Es sorprendente este cañón, está en una zona que no te hace pensar que exista
nada similar geológicamente hablando. Con una aproximación de 5 minutos desde el coche, nos pasamos el cañón adelantando y quedándonos atrás con un grupo de "turistas" (es que nosotros rapelábamos todo, y ellos destrepaban, no vayamos a pensar que ya nos afecta la edad). Al rappel más largo, de 20 metros, llegaron ellos antes lo que nos hizo quedarnos un poco fríos mientras esperábamos.
En uno de los rápeles y cuando llegaba a una colada a la mitad, nos llevamos un pequeño susto con el traspiés de Miriam, que no pasó a mayores. Salvo algún barbillazo al casco de Pichi (tengo que mejorar la técnica de las aguadillas...) y a alguno que le temblaba la mano, no tuvimos más bajas.

Las fotos en la presa... ¡qué intensidad! ¡qué rappel más difícil!

¡¡A POR EL SIGUIENTE...!!

Otro punto de vista de Poyatos por aquí
Y las fotos están por allí


Montse Camino

No hay comentarios:

Publicar un comentario