viernes, 5 de noviembre de 2010

Crónica salida a Cantabria 9 – 12 de octubre de 2010.

Crónica salida a Cantabria 9 – 12 de octubre de 2010.

Sábado 10 de octubre. Travesía del sistema de la Vega. Coterón – Reñada, por el ramal Reñada

Mientras un grupo del club formado por Carlos Heras, Alicia, Carlos Aranda y Julio preparan la travesía de Cueto – Coventosa otro grupo nos encaminamos al sistema de la Vega. En esta ocasión el objetivo es la travesía de la sima de Coterón – Cueva de la Reñada, los integrantes somos Paco Cuesta, Ángel, Miguel y Luis Jordá.
En el aparcamiento y en la boca de la sima de Coterón coincidimos con 4 integrantes de la Asociación Espeleo Montañera Trasmiera, que amablemente nos dejan usar su cuerda para no tener que equipar nosotros esa sima. Bajamos un espectacular pozo de 52 metros que atraviesa una amplia diaclasa ovoide. En la base encontramos algunas formaciones.
Seguimos el recorrido más evidente hasta un pozo, más bien resalte de 13 metros, que esta equipado, y cambiamos un tramo precario de cuerda entre dos fraccionamientos intermedios. Llegamos a una gran sala que bordeamos siguiendo galerías anchas, no tomamos una bifurcación en T a la derecha, seguimos un poco en rampa y a la derecha un hito marca la dirección a seguir, dejando a la izquierda el ramal de “Codisera”, seguimos por tanto el ramal “Reñada” .
A buen ritmo se llega a la galería de Los Dos Mundos y tras 2 horas desde el inicio alcanzamos el pozo de 69 metros que comunica con un nivel inferior, continuación de la travesía. Al pozo se accede por un pasamanos y una cabecera que es un verdadero lio de cuerdas viejas y anclajes viejos, poco mas abajo hay otra cabecera también liosa, todo muy reasegurado y ya equipado con cuerdas. Miguel instala con nuestras cuerdas las dos tiradas una de 45 - repisa - y otra de 25. La precariedad de la cabecera, antes de una repisa inferior mejor equipada, hace que Miguel se decida a poner una chapa más. Ángel baja el último por la instalación existente. Comemos abajo.
Tras el pozo la continuación no es evidente y nos guiamos con la brújula y algunas marcas en paredes e hitos. Hay que descender un poco hacia la derecha y luego a la izquierda una pequeña superación, según hemos bajado del pozo. La cueva en la siguiente zona cambia de aspecto, conforma una especie de lapiaz, después playas de arena. Llegamos al “Borde del Universo” nos cruzamos con los amigos de Trasmiera y seguimos el Castle Hall – etcd. Confundimos la galería que íbamos siguiendo y hacemos todo el ramal de Azpilicueta, que se caracteriza por cómodas galerías repletas de formaciones estalagmiticas. Damos media vuelta y siguiendo por el lado izquierdo una galería más estrecha nos lleva al ramal principal.
Al final alcanzamos por fin el famoso paso Duck y el agujero soplador, que no se encuentran muy húmedos, aun así salimos rebozados de barro blancuzco. Al pasar estas pequeñas dificultades nos espera una pequeña sorpresa y es un lago con agua hasta la cintura por un lateral, pues por el centro cubría. Ángel, que no es precisamente un gran nadador, intenta buscar pasos imposibles por el techo… al final todos pasamos bien mojados. En la calle la noche y un molesto chirimiri nos acompañan. Nos cambiamos y gracias a que los amigos de Trasmiera desmontan Coterón, lo que hace que lleguemos a tiempo para una suculenta cena en Asón, después de 8,5 horas de travesía.

Domingo 11 de octubre. Calaca – Crucero

Esta pequeña travesía, mas tranquila, es la que decidimos hacer tras las fatigas del día anterior, el otro grupo esta iniciando Cueto…. Esta vez nos acompañan 3 espeleólogos de Granada y Jaén que hemos conocido en el Albergue.   
Se trata de una bonita travesía que realizamos en 5 horas, incluyendo alguna que otra pérdida de rumbo… y una lesión de Luis que retrasa al grupo, un mal movimiento o tal vez un sobreesfuerzo le deja un brazo inútil y sale de la travesía a base de ibuprofenos.
Ángel instala Calaca mientras Miguel y Paco Cuesta hacen lo propio en Crucero. Descendemos Crucero por el primer pozo de 15 metros, con 2 spit y antiroce en cabecera y un fraccionamiento con 1 spit, después un desviador a mitad de pozo y un último fraccionamiento y de ahí más o menos horizontalmente pasamos al segundo pozo de 15 metros. Utilizamos para los dos pozos una misma cuerda de 48 metros.
La primera parte que hacemos por Crucero es un laberinto de estrecheces y cortos e incómodos resaltes (1 de 5 metros equipado, gateras y otro de 3 metros equipado). Llegamos a un meandro fósil donde nos desorientamos (ojo no confundirse con el piso superior) es importante que se siga la dirección WSW (muy útil pues la brújula). Llegamos al hundimiento que bordeamos con un pasamanos ascendente por su parte izquierda, retomando después la dirección NW.
Luego la cueva se abre, recorremos el río negro, Gran Mogollón, La Carbonera, ascendemos una rampa arenosa y zona de bloques y llegamos a unas grandes salas que en realidad es la “Galería Grande”. Al final a la izquierda se encuentra un resalte de 3 metros por el que se llega a la triple sima de Calaca. Resulta una espectacular imagen para la salida de la travesía. El central es un pozo de 27 metros que de arriba abajo tiene: una cabecera a un árbol, con un fraccionamiento algo más abajo a otro árbol y un spit algo mas abajo, después desciende hasta casi el fondo con un ultimo fraccionamiento a 4 m de la base.

Lunes 12 de octubre. Vallina.

Luis descansa en el albergue mientras Paco, Ángel y Miguel van a Vallina. El grupo de Cueto – Coventosa llega al alberque sin problemas, aparte de fatiga y mucho sueño.

Fotos: Jaime Vara y Paco Cuesta
Redacta: Luis Jordá

2 comentarios:

  1. Fenomenal la crónica y encantados de haber compartido con vosotros esta mini-travesía.

    Un saludo

    ResponderEliminar
  2. Il semble que vous soyez un expert dans ce domaine, vos remarques sont tres interessantes, merci.

    - Daniel

    ResponderEliminar