martes, 9 de octubre de 2012

Travesía Sol Viejo- Torca del Rayo de Sol


22 de Septiembre de 2012
Participantes: Rebeca, Manu, Toño, Rosa y Mª Carmen
Partimos del albergue con muy buen ánimo, acrecentado porque hacia un día estupendo. Nuestro primer reto era conseguir encontrar la cueva sin perdernos y lo conseguimos. Bueno al menos conseguimos llegar al depósito de agua a la primera. Luego hubo un ligero despiste sobre la dirección a tomar pero fue rápidamente solventado y nos introdujimos en el bosque de eucaliptos. En este bosque Manu entabló una especial relación con sus amigas las arañas a las que fue modificando de forma muy respetuosa sus casas (telarañas) para que pudiéramos pasar. La topo decía que debíamos encontrar dos cabañas, de hecho en origen ponía una pero alguien la había corregido diciendo que había que encontrar otra cabaña en ruinas. Esto provocó que nos costará un poquito más encontrar la entrada y salida de la travesía ya que sólo encontramos una cabaña, eso sí en muy buen estado. El conjunto de la cabaña y el bosque de eucaliptos creaban una atmósfera de cuento de hadas. En este punto nos separamos. Manu y Rebeca buscaron la salida para comprobar que los dos pozos de salida estaban equipados y en buen estado, y Toño, Rosa y Mª Carmen buscamos la entrada de la cueva. Era un poco difícil porque la maleza había borrado las huellas de un posible camino pero el sexto sentido que tiene Rosa para esto de encontrar cuevas nos llevo hasta ella y nos dispusimos a esperar tranquilamente la vuelta de Manu y Rebeca. Tiempo que también se aprovechó para hacer un breve repaso por parte de las cursillistas (Mª Carmen y Rosa). 
Toño y Rosa esperando la llegada de Manu y Rebeca 

Entrada por Sol Viejo (Mª Carmen, Manu, Rebeca y Toño
Tras localizar donde se encontraba la cabecera Rebeca comenzó a instalar, ésta era la primera vez que Rebeca, Manu y Toño conducían a unos cursillistas, así que tenía un sabor especial.
Rebeca instalando
Rosa y MªCarmen muy contentas en su primera sala tamaño Cantabria

Bajamos todos sin problemas y desde la sala de la entrada a la que accedimos partimos a visitar la sala Brain Cell Hall, llena de formaciones, antes de proseguir por el camino de la travesía. Pudimos ver estalactitas, estalagmitas, excéntricas, coladas…

Excéntricas
Estalactitas
Estalagmitas


Primera experiencia meandril
De repente Rosa y Mª Carmen se encontraron con el primer meandro en oposición por el que transitaban en su vida, toda una sorpresa y también una bonita experiencia. Después de este meandro llegamos a la sala del Campamento y tras atravesar Chocolate Church Series y realizar alguna ligera trepada nos encontramos con los dos pozos de salida y con la salida de la cueva, un agujero muy pequeño y retorcido que a todo el mundo le recuerda a un parto.
Rebeca y Manu se preguntan si conseguirán salir
Finalmente salimos de la cueva, algunos con ayuda como la que suscribe y nos hicimos la fotillo de la salida. Era realmente sorprendente como tras nueve horas de travesía apenas habíamos recorrido unos cuantos metros en superficie, una sensación que incrementaba el carácter mágico que rodea el mundo de la espeleología.


Mª Carmen