domingo, 7 de julio de 2013

16 de junio. POYATOS, inicio de campaña

Pensando en comenzar otro verano de calor, decidimos irnos a remojar el culín a algún sitio... pero ¿dónde? Y más importante aún ¿quiénes?

Pues... "que estoy de cumpleaños".. "que no tengo el finde libre".... ¡esto empieza mal!  Al final salimos 4 valientes (bueno, 5 en realidad),  que nos encaminamos el domingo 16 hacia Poyatos: Manu, Marta, Javi López y la que suscribe, Montse, todos antiguos o actuales miembros del club Abismo de Guadalajara. Bajaríamos el Arroyo de la Dehesa. Nero también se vino ¡le vamos a tener que hacer miembro honorífico del club a este paso!

Día de calorazo, dejamos un coche abajo y a Nero en una sombrita y nos fuimos con el otro coche para arriba, nos colocamos todo el equipo bajo otra sombrita y Marta y Manu recibieron su primera clase teórica sobre rapelar.
La práctica se acercaba...

Nada más llegar al pequeño puente de entrada nos topamos con un grupo de empresa muuuy tranquilo. Decidimos comernos el primer rápel y unos metros de barranco, y entramos un poco más adelante. Ahora ya sí nos pudimos remojar ¡qué calor! Llevaba poca agua, le calculamos 15 ó 20 días hasta secarse.

Primeras impresiones de Manu y Marta: "qué fría está el agua, tenemos que reparar los neoprenos del club", "¿esto cómo se baja?", "¿qué pasa si se me suelta la mano de rapelar?"


Entre risas y chapoteos transcurría el descenso. En la cascada de la toba, un R12, Javi y yo nos marcamos un saltito desde la toba que queda a medio rápel y estuvimos reflexionando un rato sobre aquello de "¿cuánto cubre??" "Suficiente".

En el siguiente rápel nos adelantó un grupo que destrepó por la izquierda, y que también tuvo que esperar, aunque menos, para el R20. Todos aprovechamos la espera para un picoteo, agua, observar a los buitres relamerse...

Unas notas sobre por dónde cae el salto de los catalanes, con su impresionante arco de piedra, también el Arroyo de la Huerta y la Vertiente de la Quebrada, posibilidades en un principio si hubiéramos traído un solo coche. Todos ellos secos ya.

Y llegamos a la presa. Siempre salen buenas fotos allí, el casco azul es de Marta







Y éste otro de Manu













Paseíto hasta el puente, y a comer con una cervecita, que nos lo hemos ganado.

¡Comenzó la temporada!

Fotos cortesía de Javi López

1 comentario:

  1. Ya se ve que este año llevaba agua. Y Javí López como siempre metido en agua.
    Que no decaiga esta temporada de barrancos.
    Paco Cuesta

    ResponderEliminar