miércoles, 30 de diciembre de 2009

Travesía Vallina - Nospotentra

7 de diciembre de 2009
Participantes Miguel Sanz, Alicia Gutiérrez, Santos Frieros, Carlos Heras, Belén, Carlos Aranda, Julio García y Paco Cuesta.
Fue un día un poco desapacible, llovía cuando nos estábamos cambiando de ropa y nos costó un buen rato encontrar la Cueva Vallina. Sobre las once y media estábamos posando para la foto de rigor en la boca de entrada.

Nuestro guía, Miguel, había estado con Jesús Foguer hacia un año y medio por la entrada de Nospotentra y habían llegado hasta la base de los pozos que comunican con Vallina. Confiábamos en la topografía que llevábamos para hacer el resto del recorrido. Jesús y Pintor que hicieron la travesía hace dos meses nos comentaron que no había ningún tipo de dificultad en encontrar el camino. Ver artículo Cueva Vallina de Jesús.

Enseguida llegamos a la gatera sifonada que hay que vaciar con unos botes de plástico que están atados a un cordino de unos 8 metros. Sacamos unos 30 bidones de agua tirando del cordino y haciendo una cadena para vaciarlos en un lugar apartado. Al final pasamos una gigantesca esponja para secar del todo la gatera.

Aquí, Miguel decidió no pasar esta estrecha pero corta gatera y junto a Alicia decidieron ir a nuestro encuentro por la boca de Nospotentra y llegar a la base de los pozos. La topo que llevaron fue un esquema con poca información, pero Miguel ya había realizado este recorrido. La topo buena nos la quedamos nosotros y tardamos un buen rato en decidirnos si ir dejando las instalaciones de los pozos y una vez completada la travesía, volver a recoger las cuerdas, como ya hicieron Jesús y Pintor; o arriesgarnos a instalar en doble e ir al encuentro del otro grupo. Esta última fue nuestra opción y fue acertada, pues no tuvimos más que un pequeño despiste para encontrar el primer pozo. El resto de la travesía la hicimos sin más contratiempos.

Para cuando llegamos al último pozo, allí estaban Alicia y Miguel que prácticamente acababan de llegar. Les había costado un par de pérdidas de esas que cuando te quieres dar cuenta estas pasando dos veces por el mismo lugar.

A las cuatro y media estábamos haciéndoos la foto de grupo de rigor en la boca de Nospotentra. Tardamos en realizar esta corta travesía cinco horas.




Paco Cuesta