jueves, 30 de octubre de 2014

Picos de Europa con G.E.T. - Sistema de Junjumia

Desde hacía ya meses Javi nos había enviado un mail para prestar colaboración a la gente de G.E.T. para su próxima exploración en Picos.
Lo que se traían entre manos era intentar dar conexión a la cavidad que tienen en exploración, nombrada como 10-02 con el sistema de Junjumia.
Eso sonaba apetecible, además en Picos, quizá el sitio que más adoro de España, cómo perder una oportunidad así…. Con ayuda de Javi me puse en contacto con ellos y enseguida me acogieron con los brazos abiertos. 
Comenzó un gran intercambio de mails en los que me explicaban lo que tenían preparado, me mandaron memorias y demás lo que habían hecho hasta el momento… Cada vez me animaba más la idea. Intentar conectar con el sistema lo que sería la séptima entrada y en su caso desinstalar y portear el material de vuelta al coche, además, el visitar nuevas posibilidades que tienen por los alrededores.

Se acercaba la fecha y a falta de 15 días comienza la fiesta de nuevos mails. Accidente en Perú, se implican mucho en el rescate, se quedan sin material en el club, no se sabe si se podrá ir. Igual se va pero con cambio de fechas, Que tan sólo se va dos días y a desinstalar rápido y portear el material de vuelta a los coches… Que a mí me da igual, voy a lo que sea, no me pierdo Picos por nada.
Finalmente se va, y cuatro días, del 27 al 30 de septiembre. Tienen que ir haciendo recopilación de material como buenamente pueden, pero consiguen bastante para lo que se pretende. También parece que se hace recopilación de gente, pues nos juntamos de diferentes zonas y al final terminamos 11 personas (dos astures, uno de Valladolid, uno de Aguilar de Campoo, 6 del grupo G.E.T. y la menda) esto casi era un intercambio interclubs sin prepararlo. ¡Y salió muy bien!!!
Quedamos el sábado en Chamartín, primera gran proeza, llegar a Chamartín con el mochilón, encontrar a la gente con la que se ha quedado y que no conoces de nada y para colmo…meter todo en el coche. Equipaje de 4 personas para cuatro días, comida, equipos, y material….y encima un coche pequeño. Vamos ni el coche de Javi en sus mejores cargas iba como ese, yo de repente me vi sepultada por una montaña de mochilas (si hay un accidente no necesito airbag con tanta mochila)
Por el camino nos vamos juntando con más gente hasta llegar a la zona de Covadonga, eso está muyyyyy lejos. Pero por los paisajes merece la pena.
Una vez allí nos juntamos con uno de los astures que es buenísimo, Sergio “Capi”. Terminamos de subir hasta donde se van a quedar los coches y mientras nosotros sacamos las mochilas y preparamos… Capi les maquea una máquina de taladro para poder poner más cómodamente los spit o en su caso spitinos.
Comienza la verdadera aventura, en marcha hasta el refu, en el que por lo visto la primera noche les han dicho que no quedan plazas para dormir. Nos toca pasarla fuera, lo que hace que las mochilas aumenten de tamaño y peso.

A la bajada esta carga crecerá debido a que hay que portear el material que se desinstale, no sé como lo vamos a hacer….o sí a dar varios paseos? Y es una hora y media de camino….
Llegamos al refu (Vegarredonda) después de una buena subida y saludamos, pero nos vamos a dormir fuera (este es un capítulo largo y malo que omito, pero en el refu se portaron bastante mal en este sentido). Algunos montan tiendas y otros decidimos dormir al raso, jejejeje.
El cielo amenaza lluvias…y efectivamente a las 4 de la madrugada se van notando gotitas en la cara y….. lluvia!!! Corriendo debajo de un techadillo con el suelo lleno de piedras (esta vez no se podía ir saltando dentro del saco), a seguir durmiendo encima de las piedras, haciendo el “faquir”
A la mañana siguiente cuando levantamos ha salido un poco el sol, pero todo está empapado, yo me planteo si puedo o no entrar en cueva, he dejado la mochila completamente fuera y tengo la ropa empapada, no queda nada seco. Poco a poco voy mirando como están las cosas y bueno como la parte de arriba está bastante seca y el mono exterior está casi seco, pues me decido a entrar.
Llevamos todo al refu, pues ya sí vamos a dormir el resto de noches allí, nos cambiamos y en marcha. Mientras tanto han llegado los que faltaban,… Capi que quedó a dormir, Víctor el otro astur y Kike el Vallisoletano.
Nos dividimos en dos grupos, unos nos vamos a la 10-02 a ver si encontramos conexión (seis somos los que vamos) y otros marchan a explorar otras posibilidades que tienen vistas.
La aproximación hasta la boca de la 10-02 es larga, algo más de una hora, pero gracias a que hace bueno, aunque cuando vamos a salir esta llovizneando, y la buena compañía se hace más corta de lo pensado.

Tras un buen rato de subidas, unas buenas vistas y la ayuda del GPS…


Llegamos a la boca de cueva. Esta está situada en un bonito lapiaz, pero para llegar hasta allí y encontrarla ya le han echado tiempo….

Comienza la entrada por un pozo (no me arriesgo a decir de cuanto pues no me acuerdo), pegado a la pared, la bajada se hace muy cómoda, con cuerdas de 9 mm, se controla bastante bien.
Al final de este pozo llegamos a un estrechamiento

De esos que te dan la risa. Debes entrar tumbado por la parte de abajo para luego engancharte a la cuerda del siguiente pozo. La bajada va más o menos, pero cuando subes… me acordé mucho de Javi tanto en la bajada como en la subida. Bajas este pozo que llega hasta una repisa que conecta con más pozo ya en volado. En total bajas como unos 200 metros, ahí es na, que luego hay que subirlo….
Los volados ya sí que impresionan más, sobre todo en la subida que el chicleo de la cuerda es enorme.
Cuando llegas abajo del todo haces pie en un meandro, donde la cueva ya comienza a llevar agua. Es aquí donde comenzamos a mirar si hay alguna posibilidad para arriba o para abajo del meandro.
Más arriba se han quedado Kike y Fernando haciendo la topo.
Comenzamos a meternos meandro hacia abajo, bueno cuando yo llego Capi ya está esperando que Víctor se ha metido hacia dentro pero estrechaba mucho, yo voy bastante adentro, pero al no haberme quitado aparatos ni nada comienzo a quedarme encajada, por lo que me vuelvo, se quedan Manolo y Víctor. Mientras Capi sube a ver si la otra posibilidad que se comentaba es factible, en la repisa, mientras yo ando esperando al resto, que tardan lo suyo en salir.
Cuando llega Víctor dice que hay alguna posibilidad pero sería mejor hacer alguna pequeña microvoladura, pues aunque ha forzado no llega y tampoco quiere forzar mucho, ¡y si hubiese habido algún molareño…? Igual se habría conseguido la conexión.
Manolo sigue dentro y mientras se sube Víctor por lo que me quedo esperándole, que además hay que tomar medidas de este fraccionamiento pues Fernando no ha llegado a bajar.

Finalmente subimos todos, Manolo va desinstalando. En la repisa nos juntamos mientras llega Manolo, aprovechamos para tomar un tentenpie (alguna parece muerta de hambre) y comienza la divagación… ¡donde es arriba del meandro y donde abajo? El caso es que dos decimos para un lado y dos lo opuesto hay quien no se moja.
Cuando llega Manolo nos saca de dudas (nadie nos había dicho que en el pozo había un cambio de pared!!)
Poco a poco vamos subiendo para salir, algunos ya comienzan a notar el cansancio y es que llevamos unas cuantas horas dentro y las subidas se hacen largas y con el chicleo de las cuerdas duras.
Y hasta el hecho de pasar la estrechez de vuelta se hace durísimo.
El Capi hace rato que ha salido y la siguiente soy yo. Casi no he terminado de salir cuando comienza a caer una gran granizada (menos mal que habían dejado los paraguas por allí), más ropa mojada…esto va a peor.
Los de dentro se dan cuenta de la que está cayendo pues reciben todo el agua.

Cuando deja de llover el cielo nos ofrece un bonito arco iris, que disfrutamos y aprovechamos para fotografiar. Y mientras esperamos vamos sacando fotos artísticas, jejeje



Terminan de salir el resto…y recogemos para volver, prácticamente bajamos todo el material para el refu, con lo que mañana no habrá que dar un nuevo paseo hasta allí.
El camino de vuelta se hace interminable. Se hace de noche, hay lluvia, niebla, estamos empapados… 
Vamos que hay una conjura contra nosotros…o será que estamos en Picos. (yo tengo que agradecer que hay quien se portó caballerosamente y a sabiendas que tenía todo empapado en el refu me dejó su paraguas cuando comenzó a diluviar en la bajada y él se fue mojándose hasta el refu)
Al lunes amaneció con bastante buen tiempo, por lo que lo primero que hice fue sacar toda mi ropa al sol para ponerla a secar… Comenzamos a hablar de qué hacer y yo la verdad que tenía más ganas de ir hasta el mirador de Urriales que meterme bajo tierra. Oscar dijo que se iba al mirador, el resto iban a ver posibilidades pero a algunas no les daban muchas esperanzas y después del cansancio acumulado de los días anteriores… me decidí por acompañar a Oscar. 
Pufff, que bonito lugar, no me arrepiento ni un poquito

Esto es lo que me tiene enamorada de aquella zona…
El resto del día lo eché en dormir una buena siesta y dar algún paseíllo por la zona. Aún nos quedaba otro día duro
El martes era día de vuelta, hay que volver a coger todo lo que hemos subido y lo que ya había, cargárselo a hombros y bajar. Ninguno estamos por la labor de dar más de un paseo, asique repartiendo todo muy bien, conseguimos bajarlo de una tirón. Una vez que llegamos a los coches vuelta a hacer el tetris y a casita. 
En Aguilar de Campoo los que menos prisa llevamos decidimos meternos un homenaje para comer, que nos lo hemos ganado
Muchas gracias a todos por todo, el buen trato, el compartir, y todo lo que he aprendido.
Además de la gente a la que he conocido que sois todos magníficos.
Estrella González

3 comentarios:

  1. LA SENSACIÓN QUE TENGO ES PECADO ,SE LLAMA ENVIDIA,
    LO QUE TIENE EL SER "SINGLE"NO HAY FRONTERAS .
    ME HUBIESE ENCANTADO ESTAR ALLI .
    CREO QUE POR LA PARTE QUE ME TOCA YA PUEDES DECIR QUE ERES
    ESPELEOLOGA
    ENTRE TANTO YO SEGUIRE INTENTANDOLO
    .
    SALUDOS
    toño

    ResponderEliminar
  2. Bueno....aún queda mucho por aprender y a ti mucho por enseñar. Y aquello va a seguir allí Asique alguna escapadita se podrá hacer....

    ResponderEliminar
  3. Hace ya mucho tiempo que puede decir que es espeleóloga, amigo. Es inherente al espeleólogo tanto el aprender continuamente y como el no renunciar nunca a ensañar lo se sabe... El que más sabe siempre aprende, y se equivoca no pocas veces, con las nuevas sangres. Lo importante no es llegar más profundo, sinó llegar a gusto, creo yo.

    ResponderEliminar