Zona de Abismo en el Alto Tajo, prospecciones en marzo y junio de 2021

 

El área de los Corrales del Pollo y cercanías

A lo largo de la primavera y verano hemos realizado varias salidas a la zona de trabajo de Abismo en el Alto Tajo (PeViZa).

Varias han sido aprovechando un día libre, a veces medio día, y frecuentemente en solitario.

Ya sabéis, se elige un trocito bien delimitado, y a patear al metro a ver qué aparece.

Habitualmente, nones, nada de nada; otras veces, alguna “posi”, quizá por reportar al menos algo. Y ocasionalmente, ¡premio, una simita nueva!, o en ciertos casos, alguna perdida de las que estamos buscando, o eso creemos porque hasta bajar y contrastar sus características con la información disponible, no hay seguridad...


Marzo-2021

Una escapada a la zona, de esas que no se convocan porque te levantas y “se te ocurre” ir para allá.

Empiezo en las cercanías de Corrales del Pollo, esto es cerca del cruce de la carretera hacia Peñalén.


El territorio llamado "Corrales del Pollo" en la cartografía

Hay por allí un área pendiente de prospección, con bastante poca pinta y menos cavidades a juzgar por todo lo que hemos mirado ya, que es del término de Villanueva, y nos gustaría acabar la prospección de este municipio.

Esa idea viene por temas personales (cierta querencia al territorio y a los trabajos antiguos de Abismo, dícese el currazo que coordinó Fernando Henche hace dos décadas), y además porque una vez acabado podríamos ya publicar una monografía parcial de la zona.

Es una parte relativamente fácil de trabajar en solitario, así que delimitamos un par de cuadrículas con un track y dedicamos la mañana a rebuscar, con resultados negativos (lo esperado).

Es un área bastante abierta, descarnada, repleta de bloques levantados por haber sido subsolado con maquinaria en el pasado (cerca de la carretera), y también hay una parte dentro de los pinares.


Terreno subsolado, un suplicio para el pateo...

Como decía, en toda esta parte no se localizó ninguna cavidad, tan sólo algunas pequeñas depresiones en el pinar, sin poder decir que sean dolinas. No existen indicios evidentes de karstificación, no es una parte muy atractiva, aunque nunca se sabe si encontraremos alguna cavidad en ella.


A la búsqueda de alguna “C” perdida...

Como resulta tedioso el pateo siempre en el mismo sitio, suelo cambiar de parte de la zona cada una o dos cuadrículas revisadas.

Me marcho hacia el término de Zaorejas, más allá de las Tres Marías, hacia un área verdaderamente compleja por la densidad de vegetación y lo irregular de los suelos, repletos de lapiaces y grietas colmatadas, existiendo además vaguadas y depresiones atractivas.


Los típicos lapiaces colmatados y semitapados por tierra y humus, típicos ahí

Teníamos marcado allí un territorio donde en teoría se debería ubicar la sima C-14 de Comando, una de esas "perdidas" a reubicar, cerca de la C-15 ya localizada hace algún tiempo.

Con paciencia y detenimiento, optando aquí por una resolución mayor en las pasadas con el GPS (8-12 m) y procurando no dejar huecos, se recorrió una primera parte del área elegida.

Este territorio, como decimos, es difícil de trabajar por la alta densidad de enebros, que pinchan mucho y dificultan no poco el tránsito, siendo obligado entrar en las masas para descartar la presencia de alguna cavidad o posibilidad oculta.


El área es complicada para rebuscar, por la densidad de arbustos espinosos

Se localizaron numerosas grietas en masas rocosas, lapiaces colmatados de tierra y restos vegetales. Las grietas, impenetrables siempre, a veces bajan más de un metro, pero nada resultó de suficiente interés como para marcarlo para un futuro trabajo.

Además, en esa parte existe una vaguada muy sugerente, con ciertos hundimientos y grietas cercanas o en su lecho. En ella se tomarían datos para dos nuevas posibilidades y además se localizaría una cavidad que, por las características de la entrada (estrecha y pequeña) y profundidad estimada, creemos que puede ser la buscada sima C-14, pero no podremos aseverarlo hasta completar la prospección de ese territorio (podría ser otra desconocida) y completar su exploración y estudio.


Pequeños hundimientos, vaguaditas, buenos indicios según nuestra experiencia

Nueva ABI-101 (¿C-14 de Comando?).

Se abre a corta distancia de una de las “posis”, que posiblemente está relacionada con las fracturas que originaron la sima y la propia vaguadita.

La entrada está muy tapada de restos vegetales, pero es evidente que es una sima y penetrable (bueno...), a pesar de ser una entrada humilde de no más de 0,5 m de diámetro, estimamos.


Sí, no es broma, eso es una sima aunque tiene trabajo de limpieza, y parece que podría ser la C-14 de Comando, pero hay que bajar... temiéndolo estoy.

Las piedras arrojadas permiten estimar una continuidad de unos pocos metros.

Veremos en un futuro si es o no es la sima C-14 de Comando, y espero que no sea un futuro muy lejano...


Esta es la topo que elaboró Comando en 1993... casi 30 años esperando ser reubicada para completar la información sobre ella... si es que es ella y no nos da la sorpresa de tratarse de algo nuevo...

Junio-2021

Similar modus operandi y similares resultados.

Seguimos con otros trocitos en Villanueva, cerca de los Corrales del Pollo. En el primero no se localiza nada, ni siguiera indicios de hundimientos o carstificación bajo la superficie.


Sabinar abierto en los Corrales del Pollo, cómodo

Vamos ahora a otra parte, pero en el mismo sector, hacia el camino que los mapas llaman del Vado Salmerón. Nada, tampoco hay muchos indicios aunque en las cercanías hay alguna cavidad conocida.

A la tarde decidimos irnos a ver si acabamos la búsqueda en el entorno de las simas C-15, C-14 y C-13.

Continuamos prospectando donde lo dejamos la última vez, en los alrededores de la que parece ser la sima C-14. Vamos completando partes para dejar prospectada allí un área coherente, sin “flecos”, y avanzando hacia donde debería estar a C-13, todavía no localizada.


Una nueva "posi" (POSABI065) muy cercana a la que creemos es C-14, en la misma vaguada, seguro que desarrollada en las mismas fracturas... hará que limpiar ahí a ver si...

Como hemos dicho antes, esa parte del territorio tiene algunas vaguadas y hundimientos, con bastante lapiaz y litosulos repletos de grietas, pero como suele ser frecuente, nada se abre en profundidad.

No encontramos nada relevante, pero hacemos constar que se prospectó cuidadosamente a pesar de que algunas partes de este territorio son difíciles de trabajar por la alta densidad de arbustos (enebros principalmente), que obligan continuamente a dar vueltas y cruzar masas espinosas. Así que nos llevamos a casa abundantes pinchas y arañazos...

F. J. Rejos