jueves, 5 de septiembre de 2013

Nueva zona de exploración de Abismo en el Alto Tajo: Altos de Peñalén, Villanueva de Alcorón y Zaorejas (Guadalajara)

PDF disponible en el área de descargas de la web del Club Abismo
En este año 2013 el club Abismo se ha hecho cargo oficialmente de una nueva zona de exploración espeleológica.
Nuestra zona está en un entorno muy conocido entre los espeleólogos que visitan las clásicas cavidades de Valsalobre y Villanueva de Alcorón, dado que es continuidad natural del mismo territorio.
En efecto, el área seleccionada para trabajar se localiza en las altas parameras al sur-suroeste del río Tajo, entre las poblaciones de Peñalén, Villanueva de Alcorón y Zaorejas, y concretamente al otro lado de la carretera que une Villanueva con Peñalén, es decir su lado norte, donde está la conocida sima de Alcorón y el refugio asociado.
La nueva zona sobre la cartografía
Por cuestiones prácticas hemos elegido un territorio perfectamente delimitado por vías de comunicación: Al oeste y sur las carreteras de Villanueva de Alcorón a Zaorejas y a Peñalén respectivamente, mientras que al norte el límite es la pista forestal denominada “Camino de Huertapelayo a Peñalén”, cerrando al este en la pista que conecta la anterior en Las Quisiruelas dirigiéndose a la carretera de Peñalén.

El área, que abarca alrededor de 20 km2, comprende una pequeña parte de los términos municipales de los tres pueblos: Peñalén (12 % del territorio, al este), Villanueva de Alcorón (24 %, al suroeste) y Zaorejas (64 %, al norte).

Es importante hacer constar que gran parte del territorio pertenece al Parque Natural del Alto Tajo, resultando necesaria la pertinente autorización para la realización de actividades de exploración espeleológica, de acuerdo con la ley del Parque Natural.

Finalmente, mencionar que la elección de este territorio concreto no es aleatoria. En efecto el G. E. Abismo ha trabajado en el pasado diversas cavidades ubicadas en él, por ejemplo la Sima del Camponcillo, la propia Sima de Alcorón, u otras menos conocidas de las que hay cierta información. El territorio por tanto nos es bastante conocido, lo cual facilitará la puesta en marcha del proyecto.
Sima del Camponcillo, croquis elaborado en 1992
Entrada a la sima del Camponcillo
********************************************
Estamos abiertos a la colaboración en la prospección y exploraciones, pero lógicamente bajo la coordinación y supervisión de Abismo para rentabilizar al máximo cualquier campaña. Toda colaboración y ayuda por parte de cualquiera que esté interesado será bienvenida, pues el territorio promete y creemos que no faltará trabajo.

Rogamos a todos los compañeros espeleólogos que frecuentan el territorio que respeten la concesión del mismo al grupo espeleológico Abismo, evitando interferencias y malentendidos.
********************************************

Algunos antecedentes



Resulta bastante sorprendente que casi todas las grandes simas de esos bosques y parameras se sitúen al lado sur de esa carretera (Juanas, Alfas y Zetas en Valsalobre; y Manuel Mozo, Orna, Bocaquemada, Raja, Cierva y Bustales en Villanueva de Alcorón), y que al norte, es decir hacia el Tajo, sólo se hayan descrito dos simas más profundas (la de Alcorón y la sima C-2) y algunas más que alcanzan los 50 m de desnivel (Camponcillo, PR-3 y C-21). Parece evidente que han de existir cavidades más profundas en esa parte.

A finales de la década de los 80 ya estuvimos viendo las posibilidades que había en estos llanos, especialmente en el entorno del Pozo Cornejo, y a comienzos de los 90 estábamos dispuestos a solicitar dicha parte como zona de exploraciones. Sin embargo, sería el grupo valenciano Comando el que tomó el territorio como zona, descubriendo, catalogando y explorando numerosas cavidades desconocidas hasta entonces, destacando por su envergadura las simas C-2, C-21 y PR-3.

Lamentablemente los medios técnicos de aquellos años no permitían una localización precisa de las cavidades, y los que nos movemos por aquellos bosques sabemos lo difícil que es volver a puntos concretos sin ayuda del GPS, pudiendo acabar perdidos en los pinares sin saber muy bien cómo volver al punto de partida. Por esa razón muchas de las cavidades catalogadas por Comando, e igualmente de las conocidas de antes, no han vuelto a ser visitadas. El caso de la sima C-2 es ilustrativo, pues tratándose de una sima de elevado interés por sus 116 m de profundidad, ha sido buscada por diferentes grupos, sin éxito hasta hace algunos meses, pues creemos haberla localizado.
La densidad del pinar y la topografía homogénea dificultan la orientación
Sima localizada en las cercanías de la ubicación estimada para la C-2 ¿Habremos dado con ella al fin?. Lo sabremos cuando se reexplore...
A lo largo de las dos últimas décadas hemos seguido ocasionalmente visitando y recorriendo la zona y las parameras cercanas, constatando la existencia de numerosas cavidades. Muchas han sido ya exploradas, pues están equipadas o incluso poseen algún nombre o código escrito en su entrada, mientras que otras no presentan ningún indicio, y parece que son desconocidas. Algunos resultados derivados de esas exploraciones ya han sido publicados en la web de Abismo, destacando los trabajos realizados en la Sima de la Cierva, que la convertirían en la cavidad con mayor desnivel de la provincia de Guadalajara.

Nuestros objetivos

Transcurridas casi tres décadas desde aquel proyecto inicial que centrábamos en el área del Pozo Cornejo, retomamos ahora la idea desde una nueva perspectiva. Consideramos que son necesarios estudios organizados y sistemáticos del territorio, llevando a cabo el inventario y catalogación de las cavidades, tanto de aquellas ya exploradas como de aquellas otras que, con seguridad, serán halladas durante las prospecciones.
Pero nuestros objetivos principales no se ciñen a la exploración de nuevos hallazgos, sino que realzamos además la importancia de documentar, inventariar y catalogar las demás cavidades ya conocidas y exploradas, para las que frecuentemente hay escasa o nula información disponible.
Pretendemos generar una base de datos que comprenda la información más relevante de todas y cada una de las cavidades que vayan siendo localizadas. Este archivo reunirá la información espeleológica clásica (descripción, topometría, planos topográficos, fichas técnicas, características e interés deportivo, etc.) junto con otros datos de las cavidades relativos a sus características naturales (geología, biología, estado de conservación y naturalidad, etc.).
Por otra parte, dado que gran parte del territorio se ubica en el P. N. de Alto Tajo, adquirimos el compromiso de transferir periódicamente a las autoridades del Parque toda la información y datos obtenidos, complementados con las fotografías que puedan obtenerse. Se trata de rentabilizar los trabajos espeleológicos convirtiendo sus resultados en información que pueda servir de modo útil y rentable a los objetivos y necesidades de conservación y estudio de las cavidades naturales, dado que éstas constituyen uno de los valores a considerar en el Parque Natural.
Paralelamente, consideramos de importancia capital la transmisión y difusión de los datos, para garantizar su disponibilidad futura y que los resultados de nuestros trabajos no acaben perdiéndose, como tantas y tantas veces ha ocurrido con la información y bibliografía espeleológica.

Solicitud de información

Como hemos comentado antes el territorio que tratamos ha sido trabajado por numerosos grupos espeleológicos, si bien rara vez de manera sistemática. Muchas de las cavidades que conocemos presentan restos de instalación, marcas y nombres u otros indicios de exploración, y sin embargo no existe información bibliográfica accesible.
Muchas de las exploraciones realizadas son muy antiguas. Basta echar una ojeada a las cavidades citadas en el catálogo provincial para los términos de Villanueva, Peñalén y Zaorejas para comprobarlo, pues encontramos numerosas topografías realizadas casi todas en la década de los 70 por diferentes colectivos espeleológicos como CAP, EPE, ETSII, GDS, GESHHT, Lobetum, TAJ, etc. De las memorias de esos grupos saldrían la mayor parte de los datos del catálogo, pero con seguridad contendrán otras informaciones de interés. Conseguir copia de las mismas, o al menos consultarlas, puede ser importante. Sin embargo a veces no es nada fácil localizar dichos documentos, en su mayoría inéditos y custodiados, con suerte, en los archivos de las Federaciones.
La conocida Sima de Alcorón se ubica en la nueva zona de Abismo
Por otra parte, resulta evidente que en tiempos más recientes se han efectuado exploraciones, dado que hemos localizado algunas cavidades señaladas con mojones, incluso líneas de marcas que llevan a sus bocas. Sin embargo, de dichas exploraciones no hemos podido localizar ninguna información por el momento.
Por eso queremos aprovechar esta presentación de nuestra nueva zona para solicitar ayuda a todos aquellos que tengáis información bibliográfica, histórica o incluso inédita, sobre las cavidades del territorio. Si os parece oportuno proporcionarnos copia, o cualquier dato relacionado, resultaría de gran utilidad para nuestro proyecto. Por supuesto la autoría de cualquier documentación o dato que se nos proporcione sería respetada y se haría constar en los informes y publicaciones que se elaboren.
Como ya hemos dicho antes, estamos abiertos a la colaboración en la prospección y exploraciones, por lo que cualquier interesado puede contactar con nosotros y echar una mano.

Agradecimientos

Por último, sólo nos queda hacer constar nuestro agradecimiento a todos aquellos particulares e instituciones que de un modo u otro nos han animado y/o ayudado a poner en marcha el proyecto.
A las autoridades y personal implicado en la gestión y conservación del P. N. del Alto Tajo, especialmente a D. José Antonio Lozano, su Director-Conservador, por su amabilidad y atención al recibirnos y orientarnos en la manera de poner en marcha el proyecto y obtener las necesarias autorizaciones.
A la Federación Castellano-Manchega de Espeleología, y asimismo a la Federación Española de Espeleología, por la tramitación de concesión del territorio al G. E. Abismo como zona de exploración espeleológica.
Al G. E. Comando, especialmente a D. Ramón J. Zaragoza, por toda la documentación y datos suministrados, correspondientes a las campañas que este grupo llevó a cabo en el territorio.
Y finalmente, a todos aquellos informadores anónimos que amablemente nos han ido proporcionando datos, guiándonos incluso hasta las cavidades en un territorio en el que, sin su ayuda, hubiera sido imposible localizarlas.

G. E. Abismo
club.abismo@gmail.com
Septiembre de 2013